Un pocero experto afirma que es "casi imposible" que Julen esté ahí

Un pocero experto afirma que es "casi imposible" que Julen esté ahí
Un pocero experto afirma que es "casi imposible" que Julen esté ahí

"Eso, o la búsqueda no se está haciendo bien"

El dueño de Perfoban, una empresa malagueña de perforaciones, ha asegurado esta mañana cuando se ha acercado a Totalán: "Me parece muy complicado que el chiquillo esté ahí. Casi imposible. Eso, o la búsqueda no se está haciendo bien". Se trata de Francisco Barranquero, un pocero experto de 63 años que lleva toda la vida buscando agua en medio de la tierra. "El agujero no tiene una dirección vertical como si la perforación cayera a plomo. En cien metros puede haber una desviación de hasta dos y tres metros hacia los laterales. Además, la apertura sólo tiene un palmo de anchura. En ese espacio yo he llegado a recuperar martillos. ¿Es posible que un bebé no se quede atascado y que haya llegado al fondo? Ya te digo yo que eso es muy difícil".

El pocero explica como se realizan esas perforaciones con una técnica llamada martillo en fondo: "Mediante rotopercusión neumática, un potente martillo va abriendo la tierra. Si se encuentra con un obstáculo en su camino, como por ejemplo una roca, tiende a buscar la zona de tierra más blanda. Por eso me parece tan extraño que en los primeros casi 80 metros no se le haya encontrado ya".

El periódico El Español señala que la portavocía de la Guardia Civil en Málaga ha informado ante los medios de comunicación que los bomberos están extrayendo tierra del tapón que se han encontrado a 73 metros de profundidad. Como en esa distancia no se ha encontrado al menor, han perforado 30 centímetros de dicho tapón, pero por el momento no han hallado su final, por lo que les es imposible seguir con el descenso de cámaras que capten imágenes del interior. 

La prospección en dicho pozo se habría realizado a mediados del mes de diciembre. Excavaron unos 103 metros de profundidad, pero no encontraron agua, por lo que los dueños del terreno, familiares de Julen, decidieron no seguir con la perforación. "Había dos opciones. Seguir perforando o parar. Yo conozco al hombre que la hizo, un gran profesional, y no siguió perforando. El porqué ya no lo sé. O porque sabe que no hay agua o porque no quisieron seguir pagándole".

Este domingo los padres del niño y otra pareja se encontraban en la zona pasando el día. Tras la caída del niño, un matrimonio que caminaba cerca de allí escuchó gritos y alertó a la Guardia Civil. Según se ha indicado el padre en entrevistas a los medios, durante los primeros minutos tras la caída del menor se habría escuchado al niño llorando en el interior de la cavidad. 

Barranquero opina que, si el agujero hubiera estado entubado, el niño no hubiera entrado por la apertura. "Si es cierto que ha caído, el niño está en ese primer tapón enterrado en fango. Ese tapón puede tener varios metros de profundidad y que él, debido a su peso, haya podido descender cierta distancia". "Además, ese tapón no se ha producido ahora por el arrastre del niño. Ese tapón llevará el mismo tiempo que hace que se hizo la cata", indica.

Comentarios