Un partido que levantó a todo Sar

Un partido que levantó a todo Sar

El Obradoiro salió bien de la presión rival y encontró a Brodzianski en la pintura, pero el eslovaco falló y el Unicaja lanzó su contraataque, que no pudo culminar Roberts con una "bomba" que escupió el aro para alivio de los gallegos

El Unicaja no será cabeza de serie en el sorteo de la Copa del Rey después de caer este domingo en la pista del Monbus Obradoiro (89-86), en un partido en el que sufrió para frenar a Vasileiadis y Brodzianski, que anotaron 37 puntos entre ambos.

Aún así, se pudo llevar la victoria si Brian Roberts hubiese metido un lanzamiento a falta de tres segundos para el final.

El Unicaja dominó el rebote ofensivo y buscó a sus interiores para superar la defensa gallega. El Obradoiro explotó la muñeca caliente de Kostas Vasileiadis. El griego amargó en el inicio a la defensa rival. Finalizó el primer cuarto con 15 puntos, insuficientes, no obstante, para que su equipo se despegara.

La igualdad era máxima, tanto por el bajo porcentaje de acierto como por la falta de intensidad defensiva (26-25, min.10).

Coincidiendo con el primer descanso para Vasileiadis, el Unicaja cogió una renta de seis puntos y Moncho Fernández pidió tiempo muerto viendo la dificultad de los suyos para encestar (33-39, min.15).

La reacción fue inmediata. Dos triples -Simons y David Navarro- y una notable mejoría en defensa oxigenaron a los locales. Luis Casimiro detuvo el choque. Y su equipo, con un triple sobre la bocina de Roberts, se marchó al descanso con una pequeña renta (41-45).

La vuelta a pista del quinteto inicial dio otro aire al ataque gallego, aunque el Unicaja siguió llevando el mando del partido (48-54) hasta que el Obradoiro apretó el electrónico con un parcial 5-0 que obligó al técnico visitante a pedir otro tiempo muerto (55-56, min.25).

Los compostelanos habían subido su nivel defensivo. Disfrutaron de tres ataques para ponerse por delante, pero fallaron. Un buen último minuto de cuarto y dos triples seguidos de Sábat en el inicio del siguiente le permitieron ponerse tres arriba (69-66), aunque en la siguiente acción Boatrigh forzó un 3+1.

El Obradoiro, que se encontró con un triple de Simons y una falta sobre Vasileiadis en la misma jugada, pegó un estirón (75-70, min.35) y Casimiro paró la avalancha. Dos triples seguidos de los suyos le dieron de nuevo el mando pero el Obradoiro, apoyado en su gran trabajo defensivo, volvió a golpearle a falta de tres minutos (81-76).

Los del Obradoiro tenían la victoria en su mano a falta de minuto y medio (85-79), pero una pérdida de Llovet, muy protestada por el banquillo local, y un posterior triple de Roberts dio vida al Unicaja, que se situó a uno (85-84) con casi un minuto por jugar. Tiempo muerto de Moncho Fernández.

Dos tiros libres de Navarro y otra espectacular canasta de Roberts dejaron todo igual, pero con treinta segundos menos.

El Obradoiro salió bien de la presión rival y encontró a Brodzianski en la pintura, pero el eslovaco falló y el Unicaja lanzó su contraataque, que no pudo culminar Roberts con una "bomba" que escupió el aro para alivio de los gallegos, que aumentaron su ventaja gracias a una antideportiva sobre Simons en el último segundo.

Comentarios