Yolanda Albelda: “La oncoestética puede ayudar al paciente a recuperar su imagen anterior al diagnóstico"

Yolanda Albelda: “La oncoestética puede ayudar al paciente a recuperar su imagen anterior al diagnóstico"
Yolanda Albelda: “La oncoestética puede ayudar al paciente a recuperar su imagen anterior al diagnóstico"

“El objetivo es que recuperen el aspecto y bienestar que tenían antes del diagnóstico, siempre en comunicación y bajo supervisión de su oncólogo y respetando los tiempos prudenciales desde el último tratamiento oncológico” recalca Yolanda Albelda

Actualmente el cáncer es la segunda causa de muerte en nuestro país (después de las enfermedades cardiovasculares). Los estudios estadísticos apuntan a que, en los próximos años, dos de cada tres europeos van a padecer de cáncer, y la SEOM asegura que en España habrá unos 150.000 nuevos casos anuales de los diferentes tipos de cáncer (debido, entre otras cosas, al envejecimiento poblacional, y a la exposición de la población a factores de riesgo como obesidad, tabaco, alcohol, o sedentarismo). 

Pero también es verdad que los tratamientos contra esta enfermedad han avanzado mucho y que el índice de supervivencia es cada vez mayor (gracias a los planes sanitarios de detección precoz y a la evolución de los diferentes tratamientos empleados y desarrollados).

Debido a estos tratamientos oncológicos, se producen importantes cambios, no solo a nivel de la piel (calidad, manchas, telangiectasias), uñas y pelo; sino también a nivel corporal (pérdida o ganancia de peso, cambios en la distribución de la grasa, elasticidad de la piel, telangiectasias corporales, cicatrices, etc).

Estas secuelas suelen afectar anímicamente a quienes las sufren, ya que suponen un recuerdo permanente de lo que han pasado. “El objetivo es que recuperen el aspecto y bienestar que tenían antes del diagnóstico, siempre en comunicación y bajo supervisión de su oncólogo y respetando los tiempos prudenciales desde el último tratamiento oncológico” recalca Yolanda Albelda.

“La Medicina Estética no solo juega un papel importante a la hora de ayudar a estos pacientes a recuperar su imagen anterior, con lo que ello supone en la mejora de su calidad de vida y de la autoestima, evitando así estigmatizaciones sociales; sino que también puede ser vital en la detección precoz de la enfermedad” explica Yolanda Albelda, directora de la Clínica de Medicina Estética del mismo nombre “ya que al realizar la historia clínica del paciente (anamnesis) se pueden hallar algún cambio físico durante la exploración (tos o ronquera persistente, dolor persistente, sangrado anormal, pérdida de peso injustificada, úlcera o herida con problemas de cicatrización, una mancha o lunar que cambia de forma, tamaño o color...) ... Cuando esto sucede remitimos inmediatamente al paciente al oncólogo para confirmar o descartar el diagnóstico”.

La oncoestética tiene otros beneficios, además de contribuir al bienestar del paciente una vez superada la enfermedad, apunta Yolanda Albelda “Además el lograr minimizar los efectos secundarios de los tratamientos para combatir el cáncer, ayuda al paciente a una mayor adherencia al mismo”.

Yolanda Albelda añade que “Actualmente, según la SEOM, el 5% de la población es superviviente de cáncer, gracias a las nuevas terapias hormonales sustitutivas, que hacen que muchos de los pacientes con cáncer se conviertan en enfermos crónicos, que seguirán con sus tratamientos durante largos periodos de tiempo. Estos pacientes tienen todo el derecho no solo a recuperar su imagen anterior en la medida de lo posible, sino también a alcanzar la mayor calidad de vida posible.”

Hay algunos tratamientos oncoestéticos que pueden hacerse antes del inicio de la terapia oncológica, durante la misma y después, como la Radiofrecuencia Médica Indiba (que tiene aprobación FDA para ello), tanto a nivel facial como corporal, así como tratamientos calmantes, hidratantes y nutritivos que ayuden a la piel a mantenerse mejor.

Para mejorar el estado de la piel puede recurrirse al Crono Rejuve (que se podrá realizar antes, durante y después del tratamiento oncológico, adaptando los principios activos al estado de la piel).

TRATAMIENTOS ESTÉTICOS

Después de finalizado el tratamiento oncológico (y siempre con la aprobación del médico) pueden realizarse varios tratamientos para combatir las secuelas de las intervenciones y terapias, como las marcas y cicatrices que quedan tras las operaciones, que pueden minimizarse con Legato (Radiofrecuencia FRACCIONADA) y carboxiterapia.

Para tratar los cambios corporales consecuencia del tratamiento oncológico puede recurrirse al Accent Prime.

También pueden realizarse Peelings químicos (uperficiales y medios) después del tratamiento oncológico, así como IPL para tratar las manchas y telangiectasias faciales y corporales. Esperar un margen de tiempo desde el último tto oncológico.

Es necesario esperar un tiempo prudencial (que establecerá el especialista) para realizarse Mesoterapia con AH, silicio, Vitamina C; Satin Noir para cerrar el poro, hacer estimulación de fibroblastos

Para tratar el linfedema que puede aparecer después de la extirpación de ganglios linfáticos el Drenaje linfático manual es una excelente solución.

Esperando un tiempo prudencial (un mínimo de 6 meses tras el alta médica) pueden recuperarse los volúmenes perdidos con un tratamiento con AH, así como para hidratar la piel.

La Toxina botulínica es muy eficaz para tratar las arrugas dinámicas, así como ciertas parálisis faciales originadas por intervenciones quirúrgicas, aunque es conveniente esperar un tiempo prudencial tras el alta médica.

La Micropigmentación para reproducir pelo a pelo las cejas que pueden perderse a consecuencia de la quimioterapia puede realizarse después del tratamiento oncológico, o con anterioridad (para que, si cae el vello nunca llegue a verse la ceja totalmente despoblada dejando el rostro sin su expresión habitual). También puede recurrirse a micropigmentación para reproducir de manera hiperrealista la areola y pezón tras una mastectomía.

En la unidad de oncoestética de la Clinica Yolanda Albelda se confiere gran importancia a la labor de divulgación para que el paciente tenga una mejor calidad de vida vinculada a la salud “siempre aconsejamos poner en práctica pautas de nutrición celular activa para ayudar al organismo a defenderse, así como otras medidas como no fumar, evitar el consumo de alcohol, realizar ejercicio físico, la utilización de una cosmética oncológica adecuada para cada caso, el uso obligado de fotoprotección física, química y oral, etc....., para contribuir a prevenir nuevas neoplasias, y a que el paciente se recupere tras el tratamiento oncológico” apunta Yolanda Albelda.

Comentarios