Vuelve a Mugardos el joven detenido en un partido de la NBA

Vuelve a Mugardos el joven detenido en un partido de la NBA
Vuelve a Mugardos el joven detenido en un partido de la NBA

La primera audiencia la tiene fijada para el 1 de marzo, día en el que se leerán los cargos que se le imputan

Adrián Montero Mato, el joven de Mugardos de 23 años, que se encuentra en libertad con cargos por un altercado el pasado miércoles en un partido de la NBA en Miami, regresó ayer a España, según informa La Voz de Galicia. La primera audiencia la tiene fijada para el 1 de marzo, día en el que se leerán los cargos que se le imputan. Se le atribuyen los delitos de resistencia a un oficial con violencia, agresión a policías, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación.

El altercado se produjo durante el partido de los Miami Heat y los Chicago Bulls en el American Airlines Arena de Miami. Monti, como es conocido en Mugardos, estaba viendo el partido con su novia. El origen fue una provocación por parte de espectadores de las filas de atrás que incluso le derramaron cerveza a su novia. En cambio, el atestado policial no recoge nada de estos hechos. Recoge minuciosamente lo que ocurrió después, incide en su agresividad y que no atendía a las órdenes de los agentes de que se calmase. 

El atestado relata que un oficial observó al joven vociferando, se acercó y le pidió que se calmara, a lo que hizo caso omiso. Al ver que el joven no se tranquilizaba, sino que se ponía en pie, comenzaba a gritar y notó que su aliento olía a alcohol, el oficial pidió refuerzos. Según el informe, la conducta violenta del mugardés empeoró, negándose a abandonar el estadio. Los agentes lo intentaron agarrar y el joven los empujó, provocando un forcejeo entre los tres lo que hizo que cayesen.

Llegaron más refuerzos y, según el informe, el joven intentó pegarle un puñetazo a un oficial que evitó la agresión y lo inmovilizó. Añade que el joven, una vez en el suelo, continuó gritando y soltando patadas, la misma actitud que mantuvo en su traslado. Concluye que los policías no ejercieron ninguna fuerza sobre él y que los golpes que tiene son debido a la caída.


Comentarios