Jesús Rey, jefe de la Policía Local en Padrón: "Nosotros en plantilla hemos llegado a ser 15, ahora somos 10"

Jesús Rey, jefe de la Policía Local en Padrón: "Nosotros en plantilla hemos llegado a ser 15, ahora somos 10"

Analizamos con el Jefe de la Policía Local de Padrón la situación del Concello en los últimos tiempos

La fiebre de las reivindicaciones en las Policías Locales está en auge en los últimos meses en la comarca Compostelana. Mientras que en Ames parece que se han llegado a un acuerdo salarial en Santiago siguen los problemas y las concentraciones de los agentes en las puertas de Raxoi.

Para conocer un poco más la problemática y la diversidad de criterios exsitentes, COMPOSTELA24HORAS quiere acercarse a un agente imparcial, un local ajeno a conflictos que además coincide con su nuevo puesto de jefe de la Policía Local de Padrón al haberse jubilado su antecesor.

Jesús Rey, o más conocido como Suso, coge las riendas de la Policía Local de Padrón. Con 29 años de servicio recuerda que "fue y sigue siendo el más joven que entró en la policía local de esta localidad".

Preguntado sobre esta problemática que está sufriendo la policía local de Santiago y Ames afirma que el cuerpo de la Policía Local de Padrón también tiene falta de efectivos: "Nosotros en plantilla hemos llegado a ser 15, ahora somos 10".

Está totalmente de acuerdo con todo el movimiento policial que está habiendo y que pide la equiparación salarial. Nos explica que la Policía Local pertenece al grupo C1 equiparándose a la escala administrativa, pero el nivel depende del Concello. 

"En Padrón somos nivel 16, pero sin embargo, por ejemplo en Santa Comba son nivel 22, que es nivel mayor y por lo tanto, cobran más", asegura a este medio. Jesús tiene clara la solución para remediar este conflicto ya que cree que "la competencia tendría que ser de la Xunta, y no de cada Concello".

EL PASADO DE LA POLICÍA LOCAL

Han pasado bastantes años desde que los cuerpos de Policía Local comenzaron a funcionar en España y hay todo un recorrido de aventuras. Rey tiene anécdotas para contar y cientos de recuerdos, recuerda cuando la sede los Juzgados y de la Policía Local albergaba un colegio privado de monjas con niños de párvulos; "los niños salían ahí al parque, entraban por la misma puerta y los calabozos estaban aquí también".

"Nosotros no teníamos ni folios" recuerda Jesús Rey. "Escribíamos en las papeletas que sobraban de las votaciones por detrás: atestados, informes y todo". 

Sentados en su despacho Jesús nos narra que "una vez se encontraban cuatro hombres de etnia gitana robando un estanco. Nos llamaron y eran las cinco de la mañana. Son unas personas tan tranquilas que cuando les estabas leyendo los derechos se dormían. Te decían que tenían sueño y que siguieras leyendo los derechos", ríe entre dientes.

LA PROBLEMÁTICA DEL MERCADILLO MUNICIPAL

En los últimos meses mucho se ha hablado sobre la problemática de las famosas líneas rojas pintadas en la calzada donde se ponen los puestos del mercadillo. Rey quiere atajar la polémica dejando muy claro el cometido de ellas: "Esas líneas rojas son realmente para delimitar el carril por si, en caso de emergencia, tuviera que entrar un camión o una ambulancia".

El jefe de la Policía de Padrón nos comenta que este plano está "muy bien hecho porque para la entrada de bomberos hay que planificarla sobre lineas rectas porque el camión no puede ir torciendo. Solo que en la práctica, sobre la línea roja, hay puestos que llevan toda la vida".

Jesús Rey opina que el carril de emergencia se creó sin tener en cuenta los puestos que llevan toda la vida en el mercadillo, sino que se han hecho sobre plano. 

Mapa lu00edneas rojas Padru00f3n

Según Rey Miguéns, ahora queda la segunda parte: reubicar sobre este plano los puestos y cambiar el sentido de los mismos. "Es sencillo pero hace falta gente y trabajo" indica el policía. 

Reconoce que estas líneas están causando problemas entre los ciudadanos ya que se están encontrando con líneas azules, blancas y rojas, y no saben a cual tienen que dar prioridad. 

Muestra su clara opinión al respecto y afirma "no ha sido una buena decisión del Concello, que deberían haber sido punteadas o incluso inexistentes, y que solo las conociesen los servicios de emergencias y el propio Concello". 

Cree que la gestión del mercadillo podía haber sido una competencia de la Policía Local, "que podríamos asumir perfectamente", aunque el Concello ha optado por licitar la gestión del mercadillo a una empresa externa.

Comentarios
Lo más