Una mujer escapa de su agresor con el cuchillo todavía clavado

Una mujer escapa de su agresor con el cuchillo todavía clavado
Foto de archivo
Una mujer escapa de su agresor con el cuchillo todavía clavado

La Fiscalía pide 12 años de prisión para él por un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco

La Audiencia Provincial de Madrid juzga a un hombre acusado de apuñalar a su exmujer delante de sus hijos. La Fiscalía pide 12 años de prisión para él por un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco. El hombre ha declarado que no recuerda nada porque mezcló alcohol y pastillas. Ha pedido perdón a la víctima. Por su parte, la víctima ha relatado que, tras recibir puñaladas en el pecho y en las piernas, tuvo que salir corriendo del domicilio con el cuchillo aún clavado en su cuerpo.

El hombre, durante la vista, ha relatado que había mantenido una relación de 23 años con la víctima. Tuvieron tres hijos pero se divorciaron en 2016. El hombre, cuando no tenía trabajo, a veces se alojaba en la vivienda, a pesar de que ya había abandonado el domicilio familiar.

Abdelmajid, el procesado, sigue relatando que el día de los hechos, 11 de febrero de 2018, estaba en el domicilio de su exmujer porque su primo  le había echado de su casa y sus hijos le habían pedido quedarse allí por unos días hasta que encontrase un lugar donde vivir. Ese día, continúa, estuvo bebiendo y tomó las pastillas que le recetó la psiquiatra porque padece “mucha ansiedad”, y también que toma medicamentos desde que tuvo un accidente hace 42 años. él se se encontraba en la habitación de una de sus hijas y cogió un “cuchillo fino” para arreglar unos teléfonos en el momento en el que entró su exmujer con sus hijos al domicilio, momento en el que escuchó a la hermana de su exmujer preguntarle por una nota de whatsapp "¿cómo lo llevas con el novio?". Se levantó, salió de la habitación y a partir de ahí no recuerda nada, asegura el acusado.

La víctima ha relatado que el acusado al salir de la habitación sacó un cuchillo que llevaba escondido en una manga de la sudadera y que le dijo: "Voy a matarte", y le asestó dos puñaladas en la pierna y otra en el pecho y que ella salió corriendo del domicilio con el cuchillo clavado en su cuerpo. Fue auxiliada por los vecines, uno de los cuales cerró la puerta del domicilio para evitar que el acusado se escapara. Los niños habían salido anteriormente para pedir ayuda.

Dos de los vecinos que auxiliaron a la víctima han testificado durante la vista que el acusado también amenazó con matarles e incluso respecto a uno de ellos este tiene una orden de alejamiento.

Comentarios