Santiago recuerda a Constantino Limia y Pedro Cabezas, asesinados por los GRAPO en 1989

Santiago recuerda a Constantino Limia y Pedro Cabezas, asesinados por los GRAPO en 1989
Santiago recuerda a Constantino Limia y Pedro Cabezas, asesinados por los GRAPO en 1989

Al finalizar, en el vestíbulo de la entrada, se destapó una placa recordando los terribles hechos acontecidos en una tranquila mañana del 10 de marzo de 1989

Esta mañana tuvo lugar el homenaje de la Guardia Civil a los agentes que fueron asesinados por los GRAPO el 10 de marzo de 1989 en Santiago; Constatino Limia y Pedro Cabezas, ambos de servicio en el antiguo edifico del Banco de España, sede en la actualidad del Museo das Peregrinacións.

Los familiares de los asesinados estuvieron acompañados por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Riobóo, el general jefe de la Guardia Civil en Galicia, Luis Francisco Rodríguez, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, Francisco Javier Jambriba y el presidente del Banco de España en A Coruña, Roberto Filgueira.

En el acto, Francisco Javier Jambriba subió al estrado para hablar de lo ocurrido en Santiago ese día, el terrorífico asesinato de dos miembros de la Guardia Civil."Pedro y Tino no estaban en guerra con nadie, solamente eran dos guardias civiles corrientes haciendo su trabajo para mantener a su familia" aseguró el jefe de la Guardia Civil. Continuó reclamando el recuerdo de todas las víctimas asesinadas por los GRAPO y por el agente compostelano Ricardo Couso, víctima de ETA en el año 1991 en Bizkaia, que recibió varios tiros mientras estaba esperando a sus hijos pequeños. 

A continuación, Mayte y Pedro Cebezas, en nombre de las dos familias, tomaron la palabra para recordar el nombre de los fallecidos así como la reclamación de que las víctimas de la GRAPO deben de ser recordadas de igual manera y reclamando una ley para estas en Galicia.

Al finalizar, en el vestíbulo de la entrada, se destapó una placa recordando los terribles hechos acontecidos en una tranquila mañana del 10 de marzo de 1989.


Comentarios
Lo más