Ciudadanos ocultó el fraude de las primarias hasta la amenaza de una denuncia

Foto de archivo
Ciudadanos ocultó el fraude de las primarias hasta la amenaza de una denuncia

Ciudadanos sabía de las irregularidades en las votaciones al final de la tarde el sábado pero no fue hasta las 16:00 horas del domingo cuando la formación naranja hizo público que se paralizaba la candidatura de Silvia Clemente

Sólo cuando el equipo del candidato crítico de las primarias, Francisco Igea, se dirigió a un juzgado de guardia en Valladolid para interponer una denuncia, fue cuando hubo reacción en Madrid. Ciudadanos sabía de las irregularidades en las votaciones al final de la tarde el sábado pero no fue hasta las 16:00 horas del domingo cuando la formación naranja hizo público que se paralizaba la candidatura de Silvia Clemente, anteriormente proclamada vencedora.

Sobre las 14:00 horas, Ciudadanos anuncia que Clemente se había impuesto a Francisco Igea por una diferencia de apenas 35 votos. El fichaje estrella de Rivera se convertía en la candidata oficial de Ciudadanos en Castilla y León. 

A las 15:00 horas, tres militantes detectan un desfase de 82 votos entre los recogidos en el acta de participación y la suma de resultados anunciados por Ciudadanos. Tras conocer su derrota, y mientras estaba comiendo con más militantes, Franciso Igea recibe un aviso desde Burgos de que los votos no cuadraban. A raíz del aviso, varios militantes elaboran dos gráficas para explicar el patrón de participación con los certificados de votos en los que se detalla la hora de cada uno y a los que tienen acceso los afiliados. En las gráficas se puede observar que entre las dos y las tres de la madrugada y entre las ocho y las nueve del sábado, hubo un pico de participación con casi todos los apoyos para Clemente.

A última hora de la tarde del sábado llega a Madrid el primer aviso de un posible fraude. Como respuesta, miembros de la ejecutiva aseguraron que se iba a mirar lo que había ocurrido. El domingo, sobre las 14:30 horas, varios miembros del equipo de Igea se dirigen al juzgado de guardia de Valladolid con una denuncia que previamente había preparado pero que nunca se llegó a presentar.

A las 16:00 horas del domingo Ciudadanos emite un comunicado en el que anunciaba que había recibido “un requerimiento” de uno de los candidatos y que mientras se hacía una comprobación de la denuncia “se paraliza la proclamación definitiva de los candidatos”. Finalmente, se proclama a Igea como vencedor final de la contienda el pasado lunes.

Se trata de la mayor crisis interna de la formación naranja desde su fundación en el 2005. La polémica se ha propagado a otras comunidades autónomas que también quieren una comprobación de sus procesos de primarias. Y esta crisis se enmarca a seis semanas de las elecciones generales y con el desplome del partido en todas las encuestas.

Comentarios