Los podólogos gallegos se forman para tratar problemas en las uñas y explorar las utilidades de las ortesis digitales de silicona

Los podólogos gallegos se forman para tratar problemas en las uñas y explorar las utilidades de las ortesis digitales de silicona
Los podólogos gallegos se forman para tratar problemas en las uñas y explorar las utilidades de las ortesis digitales de silicona

El Colexio de Podólogos de Galicia organiza hoy el curso, que impartirá el podólogo castellonense Javier Ruiz Escobar, en su sede de Santiago, de 10:00 a 13:30 horas

El Colexio de Podólogos de Galicia organiza hoy sábado, 16 de marzo, un curso de remodelación ungueal y siliconas en patología digital, con la colaboración de Herbitas y A.M.A.. El podólogo castellonense Javier Ruiz Escobar impartirá la formación que se celebrará en+ la sede del Colexio de Podólogos en Santiago de Compostela (rúa Manuel Vázquez Cacharrón, 8), en horario de 10:00 a 13:30 horas, y contará con la asistencia de 30 profesionales.

Javier Ruiz explica que la distrofia de las uñas de los pies consiste en el deterioro funcional y físico de la lámina ungueal, y las causas por la que se puede ver afectada esta parte de la uña son múltiples, y van desde enfermedades sistémicas que tienen una expresión clínica en la afectación de la uña, a incluso efectos secundarios a tratamientos sistémicos, como por ejemplo, la administración de algunas terapias contra el cáncer.

Sin embargo, el podólogo señala que las complicaciones más habituales de la uña se corresponden a problemas locales, como alteraciones secundarias a infecciones bacterianas o fúngicas, y traumatismos en muchos casos vinculados a la práctica deportiva o por actividad laboral.

Los tratamientos para las patologías en las uñas son muy variados y siempre estarán condicionados por la información que obtendrá el especialista durante la anamnesis –o el interrogatorio al paciente– y la exploración de la lesión. Javier Ruiz indica que lo más común son la quiropodia básica en la que se retira de manera mecánica la zona lesionada y desprendida del lecho ungueal, la prescripción de tratamientos tópicos u orales, o incluso el abordaje quirúrgico como en casos de uñas incarnadas o cuando se detecta la presencia de una exóstosis subungueal, es decir un tumor óseo benigno debajo de la uña.

En cuanto a las ortesis de silicona, Javier Ruiz destaca que suponen un abordaje conservador para las diferentes deformidades digitales que habitualmente ve un podólogo en consulta, como son la desviación en valgo del hallux –comúnmente conocido como juanete–, clinodactilias o malformación de los dedos de los pies, o incluso realizando elementos sustitutivos en el caso de un dedo amputado. “Estas lesiones pueden presentarse a lo largo de la vida y los diferentes tipos de densidades existentes en las siliconas nos ayudan a adaptarnos a la necesidad del paciente” –explica–.

Comentarios
Lo más