Un Obradoiro de sobresaliente pero con mala suerte

Un Obradoiro de sobresaliente pero con mala suerte
Un Obradoiro de sobresaliente pero con mala suerte

El Monbus Obradoiro, con escasas fisuras, mantuvo el control del partido y con su defensa puso en dificultades al Unicaja, espeso y con muchos errores

El Unicaja reaccionó a tiempo y, en un gran último cuarto, logró un triunfo por 74-63 ante un combativo Monbus Obradoiro, que fue por delante en el marcador durante 31 minutos.

El equipo malagueño, con una buena actitud defensiva, sorprendió en el inicio al conjunto gallego, totalmente fuera del partido (10-0, minuto 4).

El Monbus Obradoiro, atenazado, tardó cinco minutos en anotar su primera canasta, pero a partir de ese momento el equipo dirigido por Moncho Fernández cambió radicalmente y, con una defensa dura, firmó un parcial de 0-14 y se puso por delante (10-14, m.9).

El trabajo de sus dos estadounidenses, el ala-pívot Kyle Singler y el alero Ben Simons, anuló a los pívots del Unicaja, el francés Mathias Lessort y el georgiano Giorgio Shermadini.

El Monbus Obradoiro, con escasas fisuras, mantuvo el control del partido y con su defensa puso en dificultades al Unicaja, espeso y con muchos errores, sobre todo en ataque, y con nulo poder de reacción.

Simons martilleó el aro del Unicaja con dos triples consecutivos y cortó cualquier atisbo de reacción local (28-34, minuto 20).

Un Singler estelar, con 16 puntos, lideró al conjunto gallego (38-48, minuto 28). Fue la máxima ventaja de un Obradoiro casi perfecto, pero empezazron a faltarle las fuerzas y permitió al Unicaja entrar en el partido con un parcial de 9-0 con dos triples del escolta finlandés Sasu Salin y del ala-pívot Carlos Suárez (47-48, minuto 30).

El Obradoiro se desinfló, el técnico Moncho Fernández fue expulsado por una segunda técnica y el Unicaja aprovechó el bajón físico del rival para ganar el partido. Lo hizo desde la línea de tiros libres con Suárez infalible (74-63).

Comentarios