El Concello solo pudo imponer tres sanciones por no tirar la basura en el horario establecido o dejarla en la vía pública

El Concello solo pudo imponer tres sanciones por no tirar la basura en el horario establecido o dejarla en la vía pública
El Concello solo pudo imponer tres sanciones por no tirar la basura en el horario establecido o dejarla en la vía pública

Es necesario pillar al infractor en pleno acto

La normativa municipal impone un horario para tirar la basura pero la costumbre es dejar la bolsa a cualquier hora del día. Pero también hay una costumbre peor que es dejar la bolsa, e incluso restos, fuera de los contenedores a todas horas, sin comprobar si el contendero está vacío. La sanción por esta práctica puede llegar al os 750 euros pero la policía tiene que pillar al infractor en pleno acto. Esto supondría una vigilancia adicional y teniendo en cuenta la falta de efectivos, no se contempla.

El Concello de Santiago solo impuso el último año tres sanciones a ciudadanos que dejaron la basura a deshoras y en la vía pública, porque es muy difícil pillar in fraganti a los infractores. Desde el Concello reconocen que esta cifra no refleja la realidad de la ciudad. Y los días que más basura se ven en la calle son el domingo, porque el servicio de recogida no está operativo; y el lunes, porque tiene el doble de trabajo.

Hasta hace poco, los contenedores subterráneos estaban averiados y los ciudadanos tenian una excusa para dejar las cajas junto a ellos. Pero después de varios meses de avería, el departamento municipal de Medio Ambiente dio por resuelto el problema y por reparados todos los contenedores subterráneos. Además, el horario establecido para depositar la basura en los contenedores es de 21:00 horas a 22:30 horas, momento en el que los operarios comienzan a vaciar los contenedores. Pero este horario se incumple en la mayor parte de las calles y parroquias de la ciudad. Es fundamental cumplir el horario para garantizar el vaciado pero también para que los contenedores puedan ser limpiados por dentro y por fuera.

Comentarios
Lo más