Derecho a la última palabra del Chicle: "Si pudiera dar marcha atrás dos años, lo haría"

Derecho a la última palabra del Chicle: "Si pudiera dar marcha atrás dos años, lo haría"
Derecho a la última palabra del Chicle: "Si pudiera dar marcha atrás dos años, lo haría"

En ningún momento fue capaz de decir su nombre, siempre se refirió a Diana Quer como "la chica de Madrid"

Una vez expusieron sus conclusiones tanto la Fiscalía como el abogado de la defense, le tocó el turno a José Enrique Abuín, alias El Chicle, para que, si lo deseaba, pronunciase sus últimas palabras.

- ¿El acusado tiene algo que añadir a lo dicho en esta sala?

A lo que El Chicle contestó que sí y se sentó en el asiento donde se declaraba. En este preciso momento, el padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, se puso de pie, para recibir estas palabras y como dijo él, "para hacer presente a su hija en la sala", a lo que el tribunal le pidió que se sentase y guardase silencio como el resto de los allí presentes.

En el momento de su última palabra, José Enrique Abuín Gey quiso destacar, entre otras cosas, que uno de los agentes mintió en el juicio. Según explica, el agente dijo que no sabía que estaba siendo investigado por el caso de Diana Quer, pero ese mismo agente fue el que fue a su casa para solicitarle que llevase el Alfa Romeo gris para inspeccionar a Santiago, y que luego lo llevó a su puesto de trabajo en un polígono de Pobra do Caramiñal. Además aseguró que ese mismo fue el que le realizó una prueba de ADN posteriormente.

Por otra parte, aseguró que los agentes que dijeron que no sabían que cogía otro coche mintieron porque tiene fotografías en el móvil, el cual le fue requisado, donde aparecía con el Fiat.

En relación al Alfa Romeo, afirmó que no se puede abrir desde el puesto del piloto porque el botón no funcional. Lo que se tiene que hacer es sacar la llave del contacto,  y con esa llave, abrir el maletero con ayuda de un golpe. 

También dijo que el maletero tenía una apertura de 70 centímetros donde creía imposible que cayese una persona dentro de un empujón, y en el caso de que así fuera, no podría salir fácilmente porque tien euna profundidad de 25 centímetros.

Además aclaró, según él, que en el momento del asalto a la chica de Boiro, él no era rubio sino que tenía el pelo teñido de blanco con las puntas color ceniza.

Quiso recalcar que en el momento de que lo detuvieron, nunca le dijeron que era por el caso de la chica de Boiro sino que le dijeron que quedaba detenido por el asesinato de la "chica de Madrid". En ningún momento ha sido capaz de pronunciar el nombre de Diana Quer, se refería a ella con el término "la chica de Madrid".

Finalmente, dijo sentía lo ocurrido y que si pudiera dar marcha atrás dos años antes, la daría. Que "la verdad" se sabrá y sino, que se encargará él de que se sepa pero no ahora, sino cuando salga. Y le pide a la familia de "la chica de Madrid" que no duden de cosas... momento en el cual el tribunal le llama la atención al referirse a otro caso que no estaba siendo juzgado. Él afirmó que nunca había tenido fuerzas para hablar hasta ahora.

Y con estas palabras, el juicio ha quedado visto para sentencia.

Comentarios