La tensión sube en la campaña electoral con la agresión a militantes de Vox por parte de la izquierda abertzale

La tensión sube en la campaña electoral con la agresión a militantes de Vox por parte de la izquierda abertzale
La tensión sube en la campaña electoral con la agresión a militantes de Vox por parte de la izquierda abertzale

Aunque la Ertzaintza, que ha mantenido enfrentamientos con los manifestantes, ha tratado de impedir mediante un cordón que éstos agredieran a los simpatizantes de Vox que salían del centro Kursaal

Asistentes a un mitin de Vox han sido este sábado increpados, insultados y agredidos por un grupo de simpatizantes de la izquierda abertzale que les aguardaban a la salida de un acto protagonizado por Santiago Abascal en San Sebastián.

Aunque la Ertzaintza, que ha mantenido enfrentamientos con los manifestantes, ha tratado de impedir mediante un cordón que éstos agredieran a los simpatizantes de Vox que salían del centro Kursaal, algunos de ellos se han zafado de la vigilancia policial y han llegado a zarandear, arrebatar banderas, insultar e incluso agredir a algunos de los asistentes al mitin.

La manifestación, en la que han tomado parte varios cientos de personas, había sido convocada por una veintena de colectivos, entre ellos Sortu, Ernai y LAB, bajo el lema "Fascistas, fuera de Euskal Herria", para protestar por la presencia de Vox en San Sebastián.

El Departamento de Seguridad informó ayer de que había intervenido para establecer el recorrido de la protesta y evitar su cercanía con actos electorales convocados en la ciudad.

Los manifestantes han arrancado sobre las doce del mediodía de la cercana explanada de Sagüés, donde han explicado que la manifestación iba a terminar en el Boulevard y que tenía permiso para pasar por delante del Kursaal, pero no para detenerse ante el edificio que albergaba el mitin de Vox.

Los participantes en la protesta, algunos con los rostros tapados, han cumplido la orden en su recorrido hasta el Boulevard, aunque después el grueso de la protesta ha decidido regresar de nuevo al Kursaal y ha hecho caso omiso a las indicaciones de la Ertzaintza para que detuvieran la marcha.

En ese momento, algunos de los asistentes han corrido hacia el Kursaal, han golpeado las puertas de cristal y arrancado los carteles de Vox colgados en el exterior lo que ha provocado el desplazamiento al lugar de media docena de furgonetas antidisturbios de la Ertzaintza que han protegido con un cordón policial el acceso al edificio.

Los congregados han protagonizado incidentes con los agentes que impedían su acceso al edificio, en cuyo interior se veía a los simpatizantes de Vox, que habían sido avisados en el mitin de que debían aguardar unos minutos antes de salir al exterior.

Los manifestantes han coreado numerosas consignas como "Fascista, entzun, pin, pan, pun" (Fascista, escucha, pin, pan, pun) , "Fascistas, kanpora" (Fascistas, fuera) y "Franco y Vox, berdin da" (Franco y Vox son lo mismo), así como lemas a favor de los presos de ETA y la independencia, al tiempo que algunos realizaban gestos amenazantes contra los asistentes al mitin de Abascal.

Los momentos de mayor tensión se han producido cuando salían del edificio los simpatizantes de Vox, algunos de los cuales han sido llamados "asesinos", zarandeados y golpeados en un ambiente de gran tensión que ha obligado a intervenir a la Ertzaintza para facilitar el desalojo del centro y a cortar parte de calle a peatones y vehículos.

Los agentes antidisturbos han contenido a los manifestantes hasta que los simpatizantes de Vox, algunos de los cuales portaban banderas españolas repartidas en el mitin, han abandonado los alrededores del Kursaal.

El Departamento de Seguridad, por su parte, ha precisado que durante los incidentes no se han registrado heridos, ni se han practicado detenciones.

No obstante, ha señalado que cinco personas han sido identificadas y que a cuatro de ellas se les abrirá expediente administrativo contra la ley de seguridad ciudadana -a dos por falta de respeto a los agentes de la autoridad, a otra por incumplimiento de lo estipulado en la manifestación y a la cuarta por colocar una pancarta frente al Kursaal.

Comentarios