El independentismo eje central de la campaña electoral de los partidos políticos

El independentismo eje central de la campaña electoral de los partidos políticos
El independentismo eje central de la campaña electoral de los partidos políticos

Pedro Sánchez se ha mostrado convencido de que el PSOE está a punto de lograr un gobierno socialista que solo dependa de sus propias fuerzas, aunque sin descartar, eso sí, hablar con todos los grupos políticos

Ayer fue el primer domingo de campaña y el independentismo se cuela con fuerza en la riña electoral. Pedro Sánchez para marcar distancia con los nacionalistas, Pablo Casado y Albert Rivera para afear al PSOE sus acuerdos con los secesionistas y Pablo Iglesias para reivindicar la España plurinacional.

Después de que los presos del procés manifestaran su predisposición a hacer posible "un Gobierno estable" siempre y cuando el candidato no rechace el referéndum como opción, el presidente del Gobierno y líder del PSOE ha querido desmarcarse de la propuesta de los independentistas.

En un mitin en Las Palmas, Pedro Sánchez se ha mostrado convencido de que el PSOE está a punto de lograr un gobierno socialista que solo dependa de sus propias fuerzas, aunque sin descartar, eso sí, hablar con todos los grupos políticos.

"Lo tenemos muy cerca", se ha felicitado Sánchez, aludiendo así a las últimas encuestas que dan una mayoría al PSOE con Podemos, PNV y Compromís.

El candidato socialista ha defendido que España necesita ese gobierno que dé al país "cuatro años de estabilidad", que "dependa de su propia fuerza parlamentaria", que "apueste por las conquistas sociales" y que "hable con todos", siempre "dentro de la Constitución y del Estatuto de Autonomía".

Frente a ello, Sánchez ha contrapuesto a la derecha de las "tres siglas" -PP, Cs y Vox- que representan "una derecha y cero futuro".

Desde Galicia le ha contestado el presidente del PP, Pablo Casado, que ha alertado del peligro de que se mantenga un Gobierno socialista pactado con los "proetarras" y los independentistas.

Casado ha insistido en que Sánchez es el presidente "más radical" de la historia "por mucho que se intenta disfrazar de moderación" y ha emplazado a los votantes de Cs y Vox a sumar fuerzas en torno al PP.

"Votar es gratis, pero el resultado puede salir muy caro", ha avisado el candidato 'popular', que ha puesto el ejemplo de dos provincias gallegas, A Coruña y Ourense, donde el PP corre el riesgo de perder un escaño en favor del PSOE.

Además de apelar al voto útil, el líder del PP ha anunciado que si llega al Gobierno creará un Ministerio de Familia para centralizar todas las políticas sectoriales en esta materia y afrontar el reto demográfico.

Para Casado, la familia "es lo más importante de una sociedad" y sobre todo en un país como España "con un invierno demográfico", con despoblación en amplias zonas del país y con riesgo de "sostenibilidad" de los servicios sociales y de las pensiones.

Al igual que Casado, el presidente de Cs, Albert Rivera, ha hablado también del peligro independentista.

Después de los disturbios de este sábado en Bilbao en protesta por un mitin de Vox, este domingo le ha tocado a Rivera sufrir el acoso de los militantes de la izquierda abertzale en un acto electoral en Rentería.

Con muchas dificultades para poder ser escuchado por los pitidos, los insultos, las caceroladas y hasta el lanzamiento de huevos, el líder de Cs ha anunciado que si gobierna promoverá una reforma de la Ley de Víctimas del Terrorismo para sancionar penal y administrativamente a los ayuntamientos e instituciones que promuevan homenajes a los terroristas.

Pese al acoso de los radicales, el candidato de Cs ha dejado claro que no va tirar la toalla y que seguirá exigiendo "tener libertad" para expresarse en cualquier pueblo.

"Euskadi no es vuestro Euskadi, es de todos los vascos y los españoles, como tampoco Cataluña es de Torra y Puigdemont", ha espetado a quienes le insultaban.

Bastante más tranquilo ha sido el paso por Euskadi del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Acompañado por el líder de IU, Alberto Garzón, Iglesias ha pedido este domingo el voto de todos los vascos que en unas elecciones autonómicas o municipales votarían a los socialistas o a fuerzas abertzales, porque, ha dicho, su coalición es la única garantía para defender la plurinacionalidad del Estado.

En un mitin celebrado en Eibar, la primera ciudad donde ondeó la bandera republicana en 1931, el candidato de Unidas Podemos ha pedido a los vascos que le permitan ganar de nuevo en Euskadi las elecciones generales para "construir la fraternidad" con valores republicanos.

"El trío de Colón, el trifachito, los tres pianistas de Aznar ya sabemos lo que están defendiendo: una sola lengua, una sola bandera" ha alertado.

Hasta tres candidatos han estado en el País Vasco. Además de Iglesias y Rivera, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha continuado con su periplo por Euskadi, esta vez en Vitoria.

Al igual que hizo el sábado en Bilbao y San Sebastián, Abascal ha arremetido contra el PSOE y también contra el PP.

Ha acusado al PP de "traidor a la patria" y de "arrodillarse ante Otegi" y ha alertado de que el 28 de abril "está en juego echar a Sánchez", a quien ha tachado de ser el "enemigo de media España"

Comentarios