Rescinden el contrato al administrador del colegio San Narciso de Marín, el mismo que el Junior's de Santiago

Rescinden el contrato al administrador del colegio San Narciso de Marín, el mismo que el Junior's de Santiago
Rescinden el contrato al administrador del colegio San Narciso de Marín, el mismo que el Junior's de Santiago

Los padres paúles resciden el contrato con Omnia Innovación y Gestión Educativa S.L debido a los problemas económicos de la empresa que no pagaba a sus trabajadores e incluso el alquiler del centro

El colegio San Narciso de la localidad pontevedresa de Marín pasará manos del grupo de los colegios SEI. Esta situación se produce después de que la empresa Omnia Innovación y Gestión Educativa S.L., administrado por Diego Rosales también gestor del Colegio Junior's en Santiago, tenga diferentes problemas económicos para afrontar el pago de las nóminas de los profesores o incluso del servicio de comedor. Los padres paúles, propietarios del centro educativo, han decidido rescindir el contrato para adjudicárselo a SEI.

Este grupo de enseñanza tiene actualmente cuatro centros en la Comunidad de Madrid privados concertados, mixtos y laicos. Aún así, tal como se les ha informado a los padres por una carta, el San Narciso mantendrá el mismo ideario religioso así como el personal docente y administrativo. Próximamente, los padres tendrán una reunión con el equipo directivo para hablar sobre el futuro del centro.

EL COLEGIO JUNIOR'S CON DIFICULTADES

Mientras tanto, los problemas en el Colegio Junior's continúan. Sigue el retraso en los pagos a los trabajadores o del alquiler de las buses de transporte de los alumnos. Pese a que la empresa gestora es diferente a la del colegio San Narciso, Diego Rosales aparece como administrador de las diferentes sociedades asociadas al Junior's.

La plantilla de trabajadores sigue mermando con diferentes bajas y los juicios de despidos siguen acumulándose en la mesa y aún así, fuentes cercanas aseguran que la intención de la administración es seguir adelante con el proyecto incluso con pocos niños, pese a las pérdidas económicas que se siguen acumulando.

Comentarios
Lo más