Localizan 6 caballos con cepos en el entorno de Bustelo (Dodro)

Localizan 6 caballos con cepos en el entorno de Bustelo (Dodro)
Localizan 6 caballos con cepos en el entorno de Bustelo (Dodro)

Los animalistas trasladarán el caso a la Xunta y piden contundencia contra los responsables. Las "pexas" causan un terrible e innecesario sufrimiento a los équidos

La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber han anunciado el traslado de una nueva denuncia por nuevo caso de maltrato continuado a animales en el entorno de la aldea de Bustelo, ubicada en el término municipal de Dodro, donde se han localizado seis caballos con cepos en sus patas, una práctica prohibida en la comunidad.

Los animalistas recuerdan que el propio Código Penal considera "maltrato" cualquier conducta o acción que hiera o menoscabe la salud de los animales y la colocación de las conocidas popularmente como "pexas" o "trancas" puede suponer la comisión de un delito de maltrato animal, con penas de hasta un año de prisión y la inhabilitación a ganaderos para la tenencia, comercio o profesión relacionada con los caballos durante un máximo de 36 meses.

Además, las ONG critican que la nueva Ley de Bienestar Animal de Galicia excluyera a los équidos, situación que no se daba con la norma anterior, y advierten que esta situación supone un menor grado de protección para asnos, burros y caballos, que todavía son sometidos a prácticas de auténtica crueldad o sucesos terriblemente sádicos, como la muerte a golpes de varios de ellos en los Montes de Oia (Pontevedra) sin que se haya identificado a los autores.

En este sentido FFW y LIBERA! recuerdan que atar o inmovilizar a los caballos con estos artefactos deriva en un sufrimiento evitable, que somete a los animales a una modificación de su conducta y de la forma en la que deben desplazarse, posibilitando la aparición de heridas e incluso fracturas. En los últimos años los colectivos han llegado a ver caballos con las patas mutiladas a causa de un cepo.

Los animales con las pexas pueden cruzar carreteras y caminos de tránsito de vehículos, convirtiéndose en un auténtico muro que acaba generando accidentes, daños materiales e incluso personales por culpa de la irresponsabilidad y el maltrato de estos ganaderos sin escrúpulos que mantienen los cepos.

Así, los defensores de los animales anima a trasladar estos avistamientos a la Xunta de Galicia y a reflejar en una página web (www.senpexas.info) la localización de los mamíferos con cepos, al tiempo que aplauden la labor de colectivos locales como Vox Ánima, que en los últimos tiempos ha registrado decenas de casos similares.

Comentarios