En el PP esperan lograr un acuerdo entre las derechas para echar a Sánchez de la Moncloa

En el PP esperan lograr un acuerdo entre las derechas para echar a Sánchez de la Moncloa
En el PP esperan lograr un acuerdo entre las derechas para echar a Sánchez de la Moncloa

Según sus cálculos, los populares perderán fuerza pero confían en rehacer el acuerdo con Ciudadanos y Vox

El Partido Popular tiene asumido que con la fragmentación de la derecha en tres perderá representación parlamentaria. Según los cálculos de los populares, están en una horquilla de "entre 60 y 12" escaños. Esto supondrá tener entre 14 y 74 diputados menos que en 2016. A pesar de estas cifras creen que después de las elecciones del domingo podrán rehacer el acuerdo con Ciudadanos y Vox para sumar la fuerza de las tres derechas. Así, este bloque puede que supere los 176 escaños y tendría más representación que el bloque de izquierdas formado por PSOE, Unidas Podemos y las fueras nacionalistas e independentistas.

Por otra parte, el PP tiene en cuenta la fuerte irrupción de Vox. A sus votantes se dirigía el líder de los populares, Pablo Casado, que daba a entender que no hay diferencias notables entre partidos: "No tienen ninguna razón para no votar el PP". Según los cálculos del PP, y que adelanta eldiario.es, la formación de Abascal conseguirá alrededor de 50 diputado. Esta intención de voto de extrema derecha es parecida a la de Ciudadanos que conseguiría más representación que en 2016. Así, los de Rivera mantendrían la tercera posición en intención de voto, por delante de Unidas Podemos y Vox.

Dirigentes del PP consideran que la situación para el centro derecha ha mejorado a partir de los debates electorales y mantendrán el optimismo, a pesar de que sufran un duro golpe en las urnas, ya que los populares quieren lograr sumar con Ciuadanos y Vox para echar a Sánchez: "Empezamos a ver que podemos ganar a Sánchez". Estas fuentes del PP no le dan importancia a la guerra que mantienen los populares con Vox y Ciudadanos por cada voto de la derecha y la caza de indecisos, que son entre el 20% y el 40% del electorado, según todas las encuestas. Es más, la desconfianza entre PP y Cs crecía este miércoles, cuando los de la formación naranja "robaban" al PP al expresidente madrileño Ángel Garrido. A pesar de todo esto, la dirección del Pp cuenta que si puede haber una suma con los dos partidos, los de Rivera harán presidente a Casado.

Hubo un intento de "unión de voto" previa a los comicios: el PP planteó a Cs listas conjuntas para el Senado y llegaron a pedir a ambos partidos que no se presentaran en circunscripciones pequeñas donde más daño puede hacer al PP la fragmentación de la derecha. Pero este intentó fracasó y Casado volvió a insistir al voto útil y que su partido era la "única garantía" para echar a Sánchez de la Moncloa.

El Partido Popular tiene este viernes un gran acto en el Wizink Center de Madrid, recinto que tiene capacidad para 15.000 personas. Casado advierte a los exvotantes del PP que están pensando en apoyar a Vox o Ciudadanos de los riesgos de la fragmentación de la derecha: "O unimos el voto en torno al PP o Pedro Sánchez tendrá más facilidades para seguir en el Gobierno. El voto es gratis, pero puede salir carísimo y tiene consecuencias".

Comentarios