El Obradoiro Peleteiro clausura la temporada tras su participación en el Campeonato de España Junior

El Obradoiro Peleteiro clausura la temporada tras su participación en el Campeonato de España Junior
El Obradoiro Peleteiro clausura la temporada tras su participación en el Campeonato de España Junior

El Obradoiro Peleteiro se enfrentó a tres grandes canteras del baloncesto español en el Campeonato de España finalizando su participación con tres derrotas, pero con muy buenas sensaciones

El equipo junior, el Obradoiro Peleteiro, ha puesto punto final a la temporada 2018/19 tras su participación en el Campeonato de España Junior de Zaragoza.

El Obradoiro Peleteiro se enfrentó a tres grandes canteras del baloncesto español en el Campeonato de España (Fundación 5+11, Joventut de Badalona y Movistar Estudiantes), finalizando su participación con tres derrotas, pero con muy buenas sensaciones.

Su entrenador, Camilo Riveiro, ha resumido su paso por este torneo: “En el primer partido, ante Fundación 5+11, competimos muy bien y con mucha calidad de juego, pero no pudimos sostener el ritmo de los vascos en los minutos finales del partido. El inicio arrollador del Joventut en el segundo encuentro fue determinante para no tener opciones, pero nos esforzamos al máximo a pesar del marcador. En cuanto al tercer partido, ante Estudiantes, con la gran diferencia de centímetros a favor de los madrileños, dimos la cara y, a pesar de perder de hasta 30 puntos, mostramos una gran actitud y esfuerzo, jugando a un gran baloncesto y remontando hasta quedarnos a tan solo nueve puntos”.

“Volvemos contentos con el trabajo realizado porque hemos competido al máximo nivel, dando lo mejor de nosotros y con mucho tiempo por delante para reflexionar, aprender y seguir trabajando. Hay muchos aspectos que te da la experiencia en partidos con un alto nivel de exigencia que no hemos tenido hasta llegar a este Campeonato. Tenemos que ser más fiables en el tiro exterior y los tiros libres, saber manejar mejor los tiempos de partidos o aumentar el nivel de contactos y uso de faltas cuando el partido se puede escapar. Tenemos que buscar la manera de someter al equipo a este tipo de exigencia y estrés para desarrollar estos factores de tiempos de partido”, ha asegurado.

A los jugadores de Camilo les toca decir adiós a una temporada ilusionante, con un balance de 22 victorias y tan solo una derrota durante la competición. El técnico obradoirista ha destacado que “la temporada ha ido de menos a más. Los integrantes del equipo eran casi todos nuevos y teníamos que hacer que todos encajasen. Poco a poco y con mucho trabajo en los entrenamientos, se ha ido formando un auténtico equipo, en el que todos han asumido y aceptado la importancia de su rol dentro del mismo”.

Orgullosos de sus jugadores, Camilo define a su equipo como un grupo que “ha luchado y trabajado constantemente para mejorar y superarse, tanto en aspectos individuales como de equipo, logrando los objetivos formativos y humanos establecidos, además de los deportivos. El mejor momento de la temporada fue el tramo final de la Liga, cuando restaban tres partidos para conseguir el titulo de Campeones Gallegos y el equipo salió a demostrar que quería ser campeón y estaba en plenas condiciones de demostrarlo. Y así fue”.

Comentarios