Desmantelado uno de los grupos criminales más activos de Europa que obtuvo 600 millones de euros con actividades delictivas

Desmantelado uno de los grupos criminales más activos de Europa que obtuvo 600 millones de euros con actividades delictivas
Desmantelado uno de los grupos criminales más activos de Europa que obtuvo 600 millones de euros con actividades delictivas

Han sido detenidas 22 personas en Polonia, Lituania y España, entre ellas el cabecilla, un hombre de 48 años que fue arrestado en Huelva

En una operación conjunta coordinada por Europol, la Policía Nacional, la Guardia Civil,  la Oficina de Policía Criminal de Lituania, la Dirección de Ingresos y Aduanas del Reino Unido, la Oficina Central de Investigación de la Policía de Polonia y la Junta de Policía y Guardia Fronteriza de Estonia se ha desmantelado uno de los grupos criminales más activos de Europa con 600 millones de euros en beneficios derivados de sus actividades delictivas entre 2017 y 2019.  

Han sido detenidas 22 personas en Polonia, Lituania y España, entre ellas el líder de la organización, un hombre de 48 años que fue arrestado en Huelva. Asimismo se llevaron a cabo 40 registros domiciliarios –Polonia, Lituania y España- que dieron lugar a la incautación de ocho millones de euros en efectivo, diamantes, lingotes de oro, joyas y vehículos de lujo.

Tras una compleja investigación, la mayor desarrollada hasta la fecha en Europa contra un grupo de delincuencia organizada de este tipo, se procedió al desmantelamiento de esta organización altamente profesional y peligrosa, dedicada al tráfico de drogas y cigarrillos a gran escala, asesinatos por encargo y blanqueo de capitales. Más de 450 agentes llevaron a cabo arrestos simultáneos de los miembros de esta red criminal en una operación conjunta con el apoyo de Europol y Eurojust.

Como resultado del operativo se arrestó a 22 personas en Polonia, Lituania y España, entre ellos el cabecilla de la organización en nuestro país. También se llevaron a cabo 40 registros domiciliarios en los que se incautaron ocho millones de euros en efectivo, diamantes, lingotes de oro, joyas, vehículos de lujo y una cantidad considerable de tabaco de contrabando, así como el descubrimiento de compartimentos ocultos utilizados para alijar droga.

MEDIDAS DE CONTRAVIGILANCIA Y CONTRAINTELIGENCIAS

Los investigadores estiman que la red obtuvo unos 600 millones de euros como resultado de sus actividades ilícitas entre los años 2017 y 2019, que  consistían en traficar con drogas y tabaco en Reino Unido. El dinero se blanqueaba a través de oficinas de cambio de divisas y posteriormente se invertía en propiedades en España y otros países. Los líderes y miembros de esta organización utilizaban medidas de contravigilancia y contrainteligencia para tratar de evadir las pesquisas policiales, así como dispositivos de comunicación encriptados.

La operación, coordinada a nivel internacional por Europol y Eurojust, ha sido la culminación de muchos meses de meticulosa planificación entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley y los fiscales para preparar el operativo. Las primeras pesquisas fueron iniciadas por las autoridades lituanas en 2016 y posteriormente la investigación continuó en  Estonia y Polonia para lograr reunir pruebas contra los miembros de alto nivel de esta red. Rápidamente a investigación se amplió al Reino Unido y España, después de que se establecieran vínculos delictivos en todos esos países.

La creación de un grupo operativo conjunto entre los cinco países y Europol en noviembre de 2018 tuvo un efecto catalizador sobre el resultado de la investigación, facilitando el desarrollo de una estrategia conjunta dirigida a toda la red criminal. Todo ello condujo a llevar a cabo una de las mayores operaciones policiales contra un grupo del crimen organizado.

Debido a las exigentes medidas de investigación llevadas a cabo a nivel internacional, se crearon equipos conjuntos de investigación (ECI) entre los países cooperantes con la asistencia de Eurojust. De este modo se desplazaron tres expertos de Europol a Lituania y Polonia para prestar apoyo operacional y también se trasladaron agentes de policía de Lituania, España y Polonia a los Estados miembros participantes para facilitar en tiempo real el intercambio de información entre las autoridades nacionales.

Comentarios