Detienen a una mujer por hurtar joyas en un domicilio en el que trabajaba como cuidadora

Detienen a una mujer por hurtar joyas en un domicilio en el que trabajaba como cuidadora
Detienen a una mujer por hurtar joyas en un domicilio en el que trabajaba como cuidadora

El valor de las joyas sustraídas ascendería a unos 20.000 euros y unos 1500 euros en dinero en efectivo

La Policía Nacional  llevó a cabo en el día de ayer, la detención de una mujer española de 43 años, como  presunta autora de un delito de hurto, al sustraer joyas en un domicilio del barrio del Ensanche de la capital compostelana y en el que trabajaba como cuidadora de la familia de ancianos que residía en el lugar.

La comisaría de Policía Nacional de Santiago, tuvo conocimiento de los hechos a través de una denuncia por parte de la propietaria de la vivienda, que relató la desaparición de diversos efectos de su domicilio, entre ellos joyas de gran valor ( cadenas y sortijas con piedras preciosas entre otros) y un reloj de oro de la marca " Rolex". En la vivienda no se encontraron indicios de que alguien hubiese accedido en ausencia de los moradores, sin embargo se tenía constancia de que las labores de cuidado y asistencia a una anciana de la casa las realizaba una mujer externa a la familia y contratada desde hacía cinco años.

Tras las primeras investigaciones los agentes no tardaron en identificar a la mujer que ejercía las funciones de cuidadora, como la presunta autora de los delitos de hurto en la vivienda en la que trabajó durante esos cinco años, abusando de la confianza de los dueños del inmueble, ya que los agentes lograron averiguar que comenzó a sustraer joyas desde que inició su trabajo en dicho domicilio, tanto de la propietaria como de los hijos por valor de 20.000 euros y 1500 euros en efectivo.

Los investigadores tras un trabajo exhaustivo han conseguido recuperar parte de las joyas sustraídas, algunas de ellas de gran valor sentimental, destacando un reloj de oro de la marca Rolex que pertenecía a un familiar ya fallecido. Las joyas eran distribuidas en el mercado por la presunta autora de los hechos, consiguiendo unos beneficios de más de 1700 euros con su venta, no obstante los agentes continúan con las gestiones tendentes a la localización del resto de efectos.

La intervención policial fue realizada por funcionarios adscritos a la Brigada Local de Policía Judicial  y los hechos puestos en conocimiento de la Autoridad Judicial competente

Comentarios