Los auditores de Mahía aseguran que las cuentas de la empresa no estaban falseadas, tal como asegura Maroñas

Los auditores de Mahía aseguran que las cuentas de la empresa no estaban falseadas, tal como asegura Maroñas
Los auditores de Mahía aseguran que las cuentas de la empresa no estaban falseadas, tal como asegura Maroñas

Los dos responsables de la empresa auditora comparecieron en la mañana de ayer delante del tribunal de la Audiencia Provincial de A Coruña

En la mañana de ayer se retomó una nueva sesión del juicio contra los acusados del Caso Mahía en la sede sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña. Los seis imputados se volvieron a sentar una semana más en el banquillo por unos presuntos delitos societarios en el que se les reclama prisión así como una millonaria indemnización.

El primero de los testigos fue José Noya, colaboraba con Mahía Inmobiliaria en la compra de suelo para las promociones que iban construyendo por Galicia y España. Noya afirmó que nunca pagó dinero en negro en la compra de solares y que todas las decisiones eran informadas a los socios para que estos les dieran unas directrices. Incluso comentó que el propio Maroñas lo acompañó en varias ocasiones a Moaña o Rianxo para ver diferentes parcelas para su posible compra.

A continuación fue el turno de los dos auditores de Mahía. Desde el principio de su declaración dejaron bien claro que las cuentas de Mahía que mostraban la imagen fiel de la empresa y que no estaban falseadas, tal como afirma el socio demandante; Manuel Gómez Maroñas. Los dos auditores dieron cuenta de su trabajo a lo largo de los años en la empresa y aseguraron que con el programa informático que tenía implantado Mahía era imposible falsificar las cuentas.

En las reuniones para la aprobación de las cuentas anuales los auditores comentaron que Maroñas siempre votaba en contra de los informes pero afirman que nunca recibieron queja alguna por parte de este y en ningún momento les dijo lo que estaba falseado. Jamás le ocultaron las cuentas y que tuvieron siempre acceso a todos los movimientos de la empresa.

Por último, compareció una compradora particular de un piso de Mahía. La testigo afirmó que nunca pagó fianza alguna sobre el piso, todo el dinero lo pagó en efectivo y era el que estaba registrado en el momento de la escritura de la vivienda en el Registro de la Propiedad.

Comentarios
Lo más