Libera califica de "terrible" el presunto caso de zoofilia en la ciudad

Libera califica de "terrible" el presunto caso de zoofilia en la ciudad
Foto de archivo
Libera califica de "terrible" el presunto caso de zoofilia en la ciudad

Desde Fundación Franz Weber y la Asociación Animalista Libera señalan que actualmente ninguna persona sin antecedentes penales está en prisión por casos de explotación sexual de animales

La noticia sobre la denuncia por un presunto caso de explotación sexual de un perro en Santiago de Compostela, como ha trascendido a varios medios de comunicación, ha sido calificada como 'terrible' por los colectivos en defensa de los animales que señalan, sin embargo, que afortunadamente estos casos son muy puntuales en el conjunto del territorio español.

Hasta 2015 la zoofilia no estaba contemplada como delito en España y el Código Penal lo ha incluido en el tipo relativo al maltrato animal, el artículo 337, que recoge penas de prisión de hasta un año, si la crueldad ejercida no acaba con la vida del mismo o no se hubieran empleado armas u objetos, y la inhabilitación para la tenencia, comercio o profesión relacionada con animales por un máximo de 36 meses.

El caso evidencia todavía más sadismo si se tienen en cuenta las declaraciones del vecino, responsable del animal, en donde refleja que la perra de raza boxer tuvo que ser trasladada en varias ocasiones a una clínica veterinaria por infecciones en varias zonas del cuerpo, entre ellas sus órganos genitales.

Desde Fundación Franz Weber y la Asociación Animalista Libera señalan que actualmente ninguna persona sin antecedentes penales está en prisión por casos de explotación sexual de animales y reclaman un endurecimiento de la normativa para enviar un mensaje contundente a todos los degenerados que explotan sexualmente a los animales e incluso contra aquellos que difunden estos contenidos en Internet.

Los animalistas animan a la Xunta de Galicia a trabajar sobre campañas de sensibilización, respeto y empatía con los animales para educar a la ciudadanía, y en especial a la infancia, en las buenas prácticas de convivencia y protección animal, fomentando también el conocimiento específico sobre cuando y como denunciar casos de abandono o maltrato.

Comentarios