Galicia tiene 3.443 casos activos de violencia machista

Galicia tiene 3.443 casos activos de violencia machista
Galicia tiene 3.443 casos activos de violencia machista

El subdelegado del Gobierno en la provincia, Emilio González, se reafirmó en el impulso y el compromiso del Gobierno en la lucha contra esta lacra

La coordinadora de Igualdad de la Delegación del Gobierno en Galicia, María Debén, ha lamentado ayer los 368 casos activos de violencia de género existentes en la provincia de Ourense, por lo que ha apelado a una mayor conciencia social para incidir en la lucha contra la violencia machista en una Comunidad que tiene 3.443 casos activos. Así se ha pronunciado durante la presentación en la Subdelegación del Gobierno en Ourense del estudio “El coste de la violencia de Género”, acompañada por el subdelegado del Gobierno en la provincia, Emilio González, y la jefa de la Unidad contra la Violencia de Género de esta subdelegación, Alida Iglesias.

En la presentación del acto, el subdelegado del Gobierno ha contextualizado la lucha contra la violencia de género reafirmándose en el impulso que y el compromiso que ha manifestado el Gobierno de España en este último año en la lucha contra esta lacra. Por su parte, la responsable de la lucha contra la Violencia sobre la Mujer en la provincia ha recordado las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado el año pasado que supusieron una inversión global de 200 millones de euros a los que se sumarán los más de 209 millones previstos para este año.

La coordinadora de Igualdad de la Delegación del Gobierno en Galicia, María Debén, ha subrayado los avances en el capítulo de igualdad en los últimos años. “Los movimientos de mujeres y su lucha tenaz en años anteriores han hecho posible que muchas disfrutemos de unos derechos y posibilidades impensables para las mujeres de dos o tres generaciones anteriores”, ha dicho.

Sin embargo, ha aclarado que “el desarrollo del Estado de bienestar, el crecimiento económico y el simple transcurso del tiempo por sí solo no resuelven las desigualdades entre los grupos humanos”, por lo que es necesario desarrollar un trabajo, en especial frente a problemas de tal gravedad como la violencia machista, que ya se ha cobrado mil víctimas mortales en España desde que empezaron los registros hace trece años.

Sobre la base de que no es posible “pretender encontrar una solución mágica”, la coordinadora de Igualdad aboga por “analizar” la situación global. “Es imprescindible modificar el método de trabajo, es necesario introducir la perspectiva de género en el estudio de las causas, de los motivos y de las posibles soluciones a una problemática con importantes repercusiones jurídicas, sobre todo en el ámbito penal”, ha asegurado.

Sobre la situación concreta de la provincia de Ourense, María Debén ha detallado que existen 368 casos activos, ninguno de riesgo extremo.

A lo largo de su intervención, Debén ha explicado el estudio “El impacto de la violencia de género en España: una valoración de sus costes en 2016”, elaborado por la Delegación del Gobierno en Violencia de Género. Este sitúa el coste de la violencia machista para la sociedad en hasta 8.540 millones de euros. En el apartado de coste intangible, el estudio concluye que puede llegar, en la estimación menos conservadora, a otros 14.800 millones de euros.

La Unión Europea estima en un 0,8 por ciento del Producto Interior Bruto el coste de la violencia de género en cada estado del continente, como promedio.

Solo en materia penitenciaria, en 2016 había 3.995 reclusos por violencia machista, lo que supone un 7,83 por ciento del total. Los costes penitenciarios por esta materia fueron superiores a los 113 millones de euros.

La coordinadora de Igualdad ha destacado el esfuerzo inversor realizado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que ha duplicado los fondos destinados a la lucha contra la violencia machista inicialmente previstos en el Pacto de Estado alcanzado en 2017, a la vez que ha incidido en la importancia del informe presentado ya que las consecuencias y análisis de esta lucha han sido escrutados desde múltiples campos y facetas aunque hasta ahora no se había abordado una valoración económica, tal como se ha hecho en otros países de nuestro entorno. 

Comentarios