El crimen de Alcàsser: historia de un esperpento

El crimen de Alcàsser: historia de un esperpento
El crimen de Alcàsser: historia de un esperpento

La salida del documental de Netflix sobre el crimen de las tres niñas de Alcàsser ha reavivado el debate sobre lo sucedido

Hace un par de días la plataforma online de vídeos bajo demanda Netflix estrenaba el documental El Caso Alcàsser, un trabajo hecho por Bambú Producciones con la misma premisa que El Caso Nenúfar, y que gira alrededor de la muerte de Desirée, Mirian y Toñi

El documental hace una reconstrucción del crimen de las tres niñas, los culpables, el desarrollo del juicio, el impacto social y televisivo que tuvo y sus posteriores consecuencias en nuestra actualidad. El gran trabajo de investigación de los periodistas queda patente en cada uno de los fotogramas del documental.

Cabe destacar dos cuestiones que se relacionan entre sí y que son de vital importancia entre ellas en todo el reportaje: el nacimiento de la telebasura y la retroalimentación de teorías conspirativas que dieron pie a multitud de conjeturas diferentes a la oficial.

El caso de Alcàsser fue uno de los primeros crímenes que tuvo el mayor impacto social en la historia de la televisión de los años 90. Programas como ¿Quién sabe donde?, de Paco Lobatón o De tú a tú, de Nieves Herrero, fueron los pioneros y el germen de una televisión basada en el morbo, en hacer del dolor ajeno un espectáculo. 

En el primer capítulo del documental podemos ver como estos dos programas hacían directos desde la localidad valenciana de Alcàsser con los padres, familiares y vecinos intentando encontrar a las niñas desaparecidas para posteriormente ver, justo el día que encontraron los cadáveres, como se hacía un uso del duelo para aumentar los índices de audiencia. Fue tal el esperpento mediático que incluso los televidentes fueron testigos de como una cámara grababa el momento exacto en el que les eran comunicadas a las familias el terrible desenlace de sus hijas.

A partir de aquí comenzó una voraz alimentación por saber más y llegar a más. Fernando García, el padre de una de las niñas asesinadas, se recorrió todas las televisiones de España y medio país para buscar justicia para las pequeñas. Ahí es cuando encuentra a Juan Ignacio Blanco, periodista y criminólogo, que lo acompañará en sus aventuras y también un poco el artífice de todo lo que sucedió con el paso de los años.

Después de que las investigaciones dieran por buenas las sospechas de que Miquel Ricart y Antonio Anglés fueran los principales acusados del crimen de las niñas, saltó una nueva teoría que fue auspiciada por Fernando y Juan Ignacio: detrás del suceso había gente poderosa.

No era raro ver a los dos todas las noches en el programa de Telecinco Esta noche cruzamos el Mississipi, de Pepe Navarro, en el que hablaban de una supuesta snuff movie en la que personalidades del mundo de la política y la economía habían torturado y abusado de las niñas con fines espúreos. 

Lo que parecía un crimen con unas pruebas que mostraban la culpabilidad de los acusados, todo se convirtió en un esperpento en el que incluso Fernando llegó a pedir la absolución de Ricart por considerarlo un peón y ser parte una trama oscura la que estaba detrás del asesinato de las pequeñas Toñi, Desirée y Mirian.

Es tan fuerte el bombardeo mediático que se dio a esta teoría que a día de hoy mucha gente sigue creyendo que detrás de todo esto están las altas esferas. Ha calado en la memoria colectiva de la sociedad española y la televisión ha sido una de las causantes de ello. También habría que sumarle al hecho de que Juan Ignacio Blanco afirma que tiene una cinta en la que se puede ver como torturan a las niñas y en la que se muestra a esta gente importante.

Esta cinta no ha salido a la luz, el misterio que rodea a ello también viene de la mano del periodista que no quiere enseñarla por su seguridad, pero se ha alimentado esta teoría a niveles tan estratosféricos que se ha dejado de creer en la versión oficial de los hechos.

Sin lugar a dudas, queda claro que el poder de la televisión ha hecho mucho daño a un crimen que ha dejado desgarradas a tres familias, a un pueblo y a toda España. El documental hace una gran reflexión sobre el trabajo del periodismo tanto para bien como para mal, pero sobre todo hace ver una realidad de la que se tenía poca conciencia en aquellos tiempos; culpar a la mujer por el hecho de ser mujer,

Comentarios