Los expertos califican los datos de las empresas como “el nuevo petróleo” y estará a debate en el ITMATI

Los expertos califican los datos de las empresas como “el nuevo petróleo” y estará a debate en el ITMATI
Los expertos califican los datos de las empresas como “el nuevo petróleo” y estará a debate en el ITMATI

Antonio Pita, ejecutivo de LUCA, la Unidad de Datos de Telefónica, ofrecerá una conferencia la próxima semana en Santiago para acercar este tema a la sociedad

El Instituto Tecnológico de Matemática Industrial (ITMATI) está participado por las tres universidades gallegas y tiene su sede en el Campus Vida de la Universidad de Santiago. Los días 22, 23 y 24 de julio va a celebrar el “1º Congreso sobre Transferencia entre Matemáticas e Industria” (CTMI 2019). Cuenta con el apoyo de la European Service Network of Mathematics for Industry and Innovation (EU-MATHS-IN), la Axencia Galega de Innovación (GAIN) y la Consellería de Educación -ambas de la Xunta de Galicia-, la Red Estratégica en Matemáticas (REM) y la Enterprise Europe Network -la principal red que brinda internacionalización e innovación a las empresas en el ámbito europeo-. Durante el CTMI 2019 se darán a conocer avances significativos en el campo de la Matemática Industrial.

En el marco de este evento tendrá lugar una actividad paralela de divulgación de la tecnología matemática a la sociedad. Será el martes 23 de julio en el Auditorio Abanca de Santiago (rúa Preguntoiro), de 20:00 a 21:00 horas. Antonio Pita Lozano, Gerente de Consultoría y Análisis en LUCA, la Unidad de Datos de Telefónica en España, ofrecerá la conferencia “Datos y matemáticas. Los propulsores de las compañías data-driven”. La charla, que estará moderada por la periodista de la Radio Galega Isabel Pichel, tendrá traducción simultánea de español a inglés para el público extranjero que desee asistir.

Antonio Pita, murciano de padre gallego, es licenciado en Matemáticas y tiene un Diploma de Estudios Avanzados en Álgebra por la Universidad de Murcia. También tiene un Máster en Administración de Empresas y otro en Analítica Visual y Big Data. Ha ocupado diversos cargos directivos en Cajamar y Liberbank y en las consultoras Everis y Synergic Partners; en las que ha llevado a cabo proyectos para grandes empresas como BBVA, Repsol, Naturgy, Mapfre o Vodafone. Cuenta asimismo con más de veinte años de experiencia docente en diversas escuelas de negocios y universidades. En 2016 fue elegido el mejor científico de datos de España en los Data Science Awards, promovidos por LUCA y que reconocen el talento analítico en nuestro país.

El experto destaca que “el dato es un activo fundamental de todas las compañías y su valor crece día a día conforme se incluyen en más procesos operativos y en la toma de decisiones”. En esta línea, señala que “todos conocemos ejemplos de compañías data-driven que han revolucionado sus sectores como Airbnb, Uber, Amazon o Google, pero no es exclusivo de firmas digitales o tecnológicas. Todas las empresas pueden mejorar sus ingresos, reducir sus costes y mitigar sus riesgos incluyendo análisis de datos”.

Antonio Pita explica que en España la evolución está siendo escalonada por sectores. “Comenzó la banca, que era la que inicialmente tenía más datos, luego fue seguida por las empresas de telecomunicaciones y por las energéticas. Ahora, con la irrupción del Internet de las Cosas -concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet-, las empresas industriales están digitalizando todos sus procesos productivos y logísticos con el fin de alcanzar la máxima eficiencia. Con el paso del tiempo los costes tecnológicos se están reduciendo drásticamente, permitiendo que estas capacidades se democraticen y no sean exclusivas de las grandes empresas, facilitando adoptarlas por las pymes” -asegura-.

El experto señala que para poder extraer todo el valor de los datos es necesario convertir la compañía en una organización data-driven o guiada por datos. “Para esto es fundamental establecer un plan sustentado en tres pilares fundamentales: organización y cultura, tecnología y talento. No es camino sencillo ni rápido pero es el camino de la evolución que toda compañía debería seguir para no verse superada por empresas data-driven, como está ocurriendo en muchos sectores” -declara-.

Según Pita, “los datos son el nuevo petróleo”. E incide en el hecho de que las empresas que no tomen decisiones basadas en datos van a competir con empresas más ágiles, que comprenden mejor las necesidades del mercado y cuentan con unas estructuras de costes más ajustadas que les permitirán ofrecer productos y servicios o bien más baratos o bien con mejor experiencia de usuario, por lo que “irán arañando cuota de mercado, con el triste final que todos podemos imaginar para las compañías que no se adapten. Esto ya ha ocurrido en muchos sectores como en el caso de los videoclubs”.

Todas las compañías tienen infinidad de datos. Una persona puede analizar una cantidad reducida de los mismos, pero para poder sacar conclusiones complejas, identificar patrones de comportamiento y tomar decisiones acertadas en el menor tiempo posible es necesario el poder de las matemáticas para procesar toda esa información con modelos que amplifiquen las capacidades humanas.

Tal como indica el ejecutivo de Telefónica, extraer todo el valor de los datos permite que “las empresas pueden incrementar sus ingresos mediante una personalización de los productos, pueden reducir sus costes con optimización en el transporte mediante predicciones de ruta óptima y predicciones de demanda para gestionar su stock, automatización de procesos de fabricación o predicción de calidad del producto”.

Incluso la selección de candidatos para un puesto ya se apoya en modelos que permiten estimar el desempeño futuro y la adaptación de la persona al puesto. Y no sólo en el ámbito empresarial, también tiene aplicaciones en el ámbito social como reducir la contaminación del aire mediante el planeamiento urbanístico y de transporte gracias a la información extraída de los datos de movilidad, incrementar el rendimiento de los deportistas mediante el análisis de sus constantes o calcular la dosis óptima de un medicamente en función de las características particulares de un individuo. “Estamos mejorando todos los ámbitos de la vida gracias a los datos y a las matemáticas. Sin matemáticas, ¿cómo podríamos analizar miles de secuencias de ADN formadas por millones de elementos para descubrir patrones que permitan desarrollar curas de enfermedades?” -remarca el experto-.

Comentarios