Seis años de un tren que nunca llegó a su destino

Seis años de un tren que nunca llegó a su destino
Seis años de un tren que nunca llegó a su destino

Se cumplen seis años del accidente del Alvia

24 de julio de 2013. Un tren. 218 pasajeros. Una ciudad de salida: Madrid. Una ciudad de llegada: Ferrol. Varias paradas, entre ellas, Santiago de Compostela. Un final infeliz: Un tren que nunca llegó a la capital de Galicia.

Bajo la escalofriante cifra de 80 muertos y 140 heridos, se encontraban personas con sueños, preocupaciones e historias. Seguramente habían cogido ese tren para venir a disfrutar de la vida y reencontrarse con su familia. Pero no llegaron. El trágico accidente les cambió la vida, para siempre. Ellos no están, la pena pervive en los corazones rotos que dejaron entre sus familiares y amigos.

Eran las 20:41 horas de ese terrible 24 de julio, cuando el convoy, que estaba formado por ocho vagones y dos máquinas, en las que a mayores de los 218 pasajeros, viajaban 4 tripulantes, se descarrilaba. En un abrir y cerrar de ojos, estaban rodeados de cadáveres. La curva del horror: A Grandeira de Angrois, un lugar que es conocido debido al descarrilamiento de un tren Alvia que impactó contra un muro. Este es el primer accidente con víctimas mortal en una línea de alta velocidad en España y sin dudarlo, el más grave siniestro ferroviario en los últimos 40 años.

Las vías llenas de cuerpos aparentemente sin vida. Sangre por todas partes. Polvo. Los heridos se contaban por decenas. Los residentes de Angrois no dudaron ni un segundo en salir de sus casas a ayudar. Sacaron sus armas de valientes y junto con los pasajeros que consiguieron salvar sus vidas ayudaron sin parar. Desgraciadamente, no dejaron de alertar en ningún momento que la cifra de víctimas iba a ser estremecedora.

Hoy se cumplen seis años del terrible accidente. Los actos en homenaje y protesta continúan. Comenzarán con una manifestación que arrancará a las 11:00 horas y que, un año más, terminará frente a la Catedral con la lectura de un manifiesto.

A las 18:00 horas habrá una misa en la colegiata de Sar y a las 19:00 horas tendrá lugar el homenaje en el campo de la fiesta de Angrois, donde los afectados elevarán sus demandas de "verdad y justicia".

Mañana, 25 de julio, a las 12,00 horas, será la jornada más íntima, con el encuentro familiar en el denominado 'Xardín do recordo' del Pazo do Faramello, en el municipio vecino de Rois.

Comentarios