5 cosas que ya no se hacen desde que hay internet

5 cosas que ya no se hacen desde que hay internet
Fuente: Pixbay
5 cosas que ya no se hacen desde que hay internet

Desde el año 2000, Internet ha empezado a expandirse especialmente entre los más jóvenes gracias a las redes sociales y, la difusión de teléfonos y tablets ha hecho el resto

Desde que se creó Internet, muchas cosas han cambiado en nuestras vidas, se trata de hábitos simples que el advenimiento de la tecnología ha quitado de la vida de cada uno de nosotros. Nacida en los años sesenta por iniciativa de Estados Unidos, que durante la Guerra Fría desarrolló un nuevo sistema de defensa y contrainteligencia, hoy en día Internet es un poderoso medio de comunicación, capaz de acortar distancias y ofrecer a los usuarios una amplia gama de contenidos potencialmente informativos.

Desde el año 2000, Internet ha empezado a expandirse especialmente entre los más jóvenes gracias a las redes sociales y, la difusión de teléfonos y tablets ha hecho el resto. Sin embargo, aunque ha facilitado el acercamiento al resto de personas, también ha hecho que la gente se aísle en busca de entretenimiento online. Ya sea a través de videojuegos online o incluso casinos, los jóvenes cada vez más usan Internet para buscar si se encuentran listados de los mejores casinos online o los juegos de moda para jugar desde casa. Hoy en día no podemos prescindir de Internet, pero ¿cuáles son las cosas que una vez hacíamos y ahora hemos abandonado?

LOS HÁBITOS QUE HAN DESAPARECIDO

1 - Buscar un número en la guía telefónica. El 21 de febrero de 1878 se publicó la primera guía telefónica y desde entonces, y durante más de un siglo se incrementó su uso, hasta que, con la llegada de Internet llegaron las versiones online de las páginas blancas (con los números de teléfono de las casas particulares) y páginas amarillas (para las empresas). Todo esto sin mencionar que, con el auge de la telefonía móvil, el uso del teléfono fijo se ha reducido mucho. Hoy en día, las guías telefónicas no son muy populares y tienen una circulación irrisoria en comparación con el pasado. Si se busca a una persona, la primera opción ahora es Facebook, una de las redes sociales más grande del mundo con más de 2.200 millones de usuarios en el mundo. Eso sí, siempre que no haya una caída mundial de Facebook, WhatsApp e Instagram. ¡Algo inusual pero que paraliza el mundo!

2 - Tener una enciclopedia en casa. Todo comenzó a cambiar en 2001 cuando Wikipedia, la enciclopedia libre a las aportaciones de los usuarios nació. En realidad, el modelo enciclopédico tradicional ya había sido desafiado por los Cs, pero con la llegada de Internet, muchas compañías enciclopédicas cerraron. Pero, aun así, siempre quedará el recuerdo de la vieja enciclopedia en la estantería de casa.

3 - Alquilar una película. Muchos años antes de la transmisión y distribución de la televisión por Internet, para ver una película antes de que se emitiera en la televisión, la única manera era alquilarla en vídeo. Pero la transición de Vhs a dvd y bluray con su salto tecnológico no fue suficiente para mantener a la industria del alquiler de video al acecho, que vio su fin en 2013.

4 - Pedir la ayuda de un experto. Antes cuando se tenía un problema, simplemente se iba al técnico o al experto de servicio. Ahora, cada vez más a menudo, se busca la solución online. Las webs y los canales como Youtube evitan la engorrosa tarea de buscar en manuales y manuales las instrucciones indescifrables. Si en la cocina, la difusión de los tutoriales hizo explotar la manía del chef, las instrucciones en vídeo para algunos terminaron representando la primera elección antes de recurrir al fontanero o al profesor para las clases de matemáticas. Además, cada vez más, los más pequeños de la casa eligen como profesión preferida youtuber o influencer.

5 - Leer las ofertas de empleo en los periódicos. Antes de Internet, el principal método para encontrar un empleo era buscar los anuncios publicados en los periódicos o dar una vuelta por la ciudad dejando el CV. Hoy en día el proceso se realiza en tan sólo unos clics, a través de redes o páginas especializadas e incluso las entrevistas se realizan gran parte de las veces a través de videollamadas desde casa.

Comentarios