El incendio de Gran Canaria arrasó más de 1.500 hectáreas de terreno

El incendio de Gran Canaria arrasó más de 1.500 hectáreas de terreno
El incendio de Gran Canaria arrasó más de 1.500 hectáreas de terreno

A pesar de los fuertes vientos y de una noche "muy dura", el perímetro del incendio sigue teniendo 23 kilómetros

El incendio forestal declarado el sábado en la cumbre de Gran Canaria afecta ya a 1.500 hectáreas y se mantiene activo, especialmente en uno de sus flancos, y los equipos de extinción luchan contra vientos de hasta 70 kilómetros por hora y contra reloj porque una ola de calor afectará a la isla en unos días.


El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado en rueda de prensa de que el incendio se caracteriza por la reactivación de zonas que parecían ya liquidadas, y ha explicado que aunque la cola del fuego, en los municipios de Artenara y Gáldar, está más controlada, la cabeza, que sube desde Tejeda y se dirige hacia La Aldea, está activa y sin control.

A pesar de los fuertes vientos y de una noche "muy dura", el perímetro del incendio sigue teniendo 23 kilómetros y el presidente canario ha destacado que no se ha producido ningún daño personal aunque sí hay algunas viviendas afectadas.

Las casi mil personas que permanecen evacuadas, entre ellos los residentes de Tejeda, que fueron desalojados anoche, no volverán a sus casas hasta que esté garantizada su seguridad, ha dicho Torres, quien ha mostrado su preocupación por la próxima llegada a la isla de "una ola de calor".

En el balance que ha ofrecido sobre el dispositivo que opera este lunes para tratar de extinguir este incendio, que el director técnico de emergencias del Cabildo de Gran Canaria, Federico Grillo, ha calificado como "peligroso", dado que discurre en ascenso, por lo que puede dejar atrapados a los operarios que luchan contra él, Ángel Víctor Torres ha detallado que con las primeras luces del día han comenzado a trabajar 13 efectivos aéreos.

Once helicópteros, un avión y un hidroavión conforman este dispositivo aéreo de lucha contra el fuego, si bien este último, perteneciente al Ministerio de Agricultura y que llegó en la tarde de ayer a la isla, ha sufrido una avería, por lo que se ha pedido al mismo departamento del Ejecutivo estatal que envíe otro, que podrá comenzar a descargar agua en las zonas afectadas a partir de las 15.00 horas.

Antes de visitar el albergue que acoge en el municipio de San Mateo a parte de las 125 personas desalojadas de sus casas en Tejeda durante la noche, el presidente del Gobierno canario ha informado de que tres carreteras de Gran Canaria permanecen cortadas, las del cruce de Ayacata, el de Acusa y la que discurre entre los Pinos de Gáldar y la Cruz de Tejeda.

El regidor del municipio de Gáldar, Teodoro Sosa, ha confirmado también que el fuego ha destrozado tuberías e instalaciones eléctricas que mantienen a la zona alta de ese municipio sin suministro de agua potable y electricidad, incidencias similares a las registradas en la jornada de ayer en Artenara, que permaneció durante horas sin telefonía.

Torres ha confirmado el "daño" que ha causado "al patrimonio" de Gran Canaria la "imprudencia y temeridad" presuntamente cometida por un hombre cuando utilizaba maquinaria de soldadura en una vivienda ubicada inmediaciones de la carretera GC-21, a la altura del cruce de Las Peñas, en un terreno abierto y de monte bajo, donde se inició el fuego, unos hechos por los que este vecino de Telde ha sido detenido.

Sin embargo, ha considerado que "la mejor noticia" relacionada con este siniestro es que "a esta hora no hay daños personales".

El responsable técnico de emergencias del Cabildo grancanario, Federico Grillo, ha precisado que los trabajos de extinción se centrarán durante este lunes en el perímetro del fuego, de manera que se "abandonará el interior", a menos que en él se reaviven las zonas húmedas en las que se ha actuado en las últimas horas, lo que puede ocurrir debido a la insolación a la que está expuesto el terreno afectado.

Grillo ha asegurado que "el potencial sigue siendo alto por el fuerte viento y la insolación de los distintos sectores en los que se actúa, donde los reinicios mantienen en jaque a los operarios" de los distintos servicios que trabajan en el lugar, que son unos 600, según ha informado Torres.

Comentarios