Un hombre escapa de la policía en un carrito eléctrico

Un hombre escapa de la policía en un carrito eléctrico
Un hombre escapa de la policía en un carrito eléctrico

El hombre esquivó en varias ocasiones al coche de los agentes que consideraron que conducía a una velocidad inadecuada

Hemos visto persecuciones policiales en autopista con peligrosos delincuentes conduciendo de forma temeraria en un vehículo, pero pocas veces se puede ver la persecución más lenta del mundo en Nueva Zelando con un hombre de avanzada edad en un carrito eléctrico.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 21 de agosto en la ciudad de Timaru, en la costa este de la isla sur del país. La policía estaba patrullando cuando vieron a un hombre de 60 años, con las dos piernas amputadas, conduciendo a una "velocidad peligrosa" por las calles de la ciudad.

En el vídeo, que se ha convertido en un fenómeno viral, se puede ver como el coche persigue al hombre y como este hace caso omiso a las sirenas de los agentes, escapando en varias ocasiones y evitándolo que lo cojan. 

En las imágenes se puede ver como el propio vehículo de la Policía se pone en medio del camino para bloquearle y este consigue desviarse de su camino para emprender la huida con su carrito eléctrico.

Charlie Durham, que así se llama el hombre, recibió dos multas por infracción con una multa de 250 dólares por velocidad "desconsiderada" y por no detenerse tras el alto de los agentes de la policía.





Comentarios