Susana Molina, ganadora de Gran Hermano 14, aclara que su "expulsión" de la Oficina del Peregrino era una broma

Susana Molina, ganadora de Gran Hermano 14, aclara que su "expulsión" de la Oficina del Peregrino era una broma
Susana Molina, ganadora de Gran Hermano 14, aclara que su "expulsión" de la Oficina del Peregrino era una broma

La exconcursante de Gran Hermano explicó en las stories de su Instagram el "problema" que tuvieron el sábado al ir a recoger la Compostela a las instalaciones de la Oficina del Peregrino. La ganadora del concurso asegura que todo ha sido una broma.

La ganadora de la edición 14 de Gran Hermano, Susana Molina, "denunció" en su Instagram los problemas que tuvo el sábado 24 agosto en la Oficina del Peregrino de Santiago ya que se negó a abandonar el recinto hasta obtener su correspondiente Compostela. 

La propia concursante decía que agentes de la Policía Nacional se presentaron en el lugar de los hechos para obligar a Susana, su acompañante y a una familia de Murcia a abandonar la Oficina del Peregrino.

Molina explicó en las stories de su Instagram que habían ido a recoger su Compostela y que la voluntaria les había comentado que podrían tardar entre 3 ó 4 horas en recogerla. Llegaron sobre las 20:20 horas, mucho antes de que les tocara, y estaba una señora de Murcia alterada con una niña pequeña que comenzó a llorar.

En ese momento, según la versión de la propia concursante en las redes sociales, afirma que se negaron a abandonar el edificio hasta recoger su Compostela y fue en ese momento cuando se llamó a la Policía Nacional. Pese a todo, la concursante pudo recoger su acreditación al día siguiente en las oficinas.

COMPOSTELA24HORAS se ha puesto en contacto con la concursante aclarando que todo había sido una broma por parte de ella y de su acompañante. "En ningún momento hemos entrado en el edificio y todo fue una broma", asegura la concursante que comenta que cuando vieron los coches de la Policía Nacional aparcados fue cuando surgió la broma.

Comentarios
Lo más