Rechazan que unos padres mantengan a su hijo que se independizó y ahora se arrepintió

Rechazan que unos padres mantengan a su hijo que se independizó y ahora se arrepintió
Rechazan que unos padres mantengan a su hijo que se independizó y ahora se arrepintió

La Audiencia Provincial de Barcelona da la razón a los padres pese al recurso presentado por su hijo que reclamaba una pensión alimenticia

La Audiencia Provincial de Barcelona ha rechazado la petición de un joven de 24 años que reclamaba una pensión a sus padres, divorciados, y con los que no mantenía ningún tipo de relación al abadonar el hogar familiar hace seis años y vivir por su cuenta.

El auto pone de relieve que el joven, como adulto, "debe asumir las responsabilidades de sus decisiones" ya que al ser mayor de edad y estar emancipado no se encuentra bajo el amparo de sus progenitores. Esta decisión vino por la idea del chico que decidió volver a estudiar, una decisión que para los magistrados, es un neuvo proyecto en el que tiene que buscar un sustento y sólo será posible "en tanto pueda procurárselo".

Cuando los padres se separaron el joven era menor de edad y vivió con ellos en sus domicilios. A los 18 años no trabajaba ni estudiaba, pese a estar matriculado en un curso de formación, y recibió dinero de una beca para seguir estudiando pero que lo gastó en un tatuaje. Dejó de vivir con su padre al ver que este le exigía que estudiase o se buscase algún tipo de trabajo, por lo que decidió ir a casa de sus abuelos parternos

Además, en la sentencia se recoge que días antes de que se celebrara el juicio el joven se había inscrito por primera vez como demandante de empleo y estaba haciendo un ciclo superior de administración y finanzas por lo que realizaba diferentes prácticas en empresas. Es ahí cuando el chico decide pedir una pensión a sus padres al haber vuelto a estudiar y no ser sus abuelos quienes cubran sus necesidades.

Por último, en el mismo auto los magistrados afirman que no se pudo aclarar si el joven había iniciado una búsqueda activa de empleo, ni demostrar que se trabaja todos los fines de semana ni en periodis no lectivos, así como el cobro de las prácticas en las empresas.

"No ha demostrado que ha tratado de adecuar su sistema de vida a sus posibilidades y tampoco consta que hubiera realizado todo lo posible para cubrir sus propias necesidades como persona adulta", concluye la sentencia.


Comentarios
Lo más