Críticas al programa Zapeando por la imagen profesional y social de las enfermeras

Críticas al programa Zapeando por la imagen profesional y social de las enfermeras
Críticas al programa Zapeando por la imagen profesional y social de las enfermeras

Son numerosas LAS críticas de enfermeras y enfermeros que, a través de las redes sociales, muestran su enfado e indignación por la imagen de la mujer enfermera que ha trasladado Valeria Ros, colaboradora del programa Zapeando, de la Sexta.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que el programa Zapeando de La Sexta ha dañado la imagen pública de las enfermeras al vestir a una de su colaboradoras con una disfraz totalmente inapropiado y mostrar de manera equivocada y engañosa algunas actividades asistenciales y de cuidados que realizan estas profesionales sanitarias de manera habitual en los centros sanitarios.

SATSE, que se ha dirigido por carta a la dirección del programa y a la empresa productora de la misma, comparte las numerosas críticas de enfermeras y enfermeros que, a través de las redes sociales, han mostrado su enfado e indignación por la imagen de la mujer enfermera que ayer trasladó la colaboradora del programa Zapeando, Valeria Ros.

El Sindicato de Enfermería entiende el carácter lúdico y humorístico del programa pero considera que éste no puede trasladar a sus millones de espectadores una imagen que conlleva el perjuicio público y social de los profesionales de Enfermería. Por ello, en la carta enviada a los responsables del programa de La Sexta les pide las oportunas aclaraciones y disculpas, así como que este tipo de situaciones denigrantes para las enfermeras y enfermeros no vuelvan a producirse en este programa.

Esta nueva denuncia pública de SATSE se enmarca dentro de su campaña permanente de información y sensibilización social Rompe con los estereotipos, con la que pretende acabar con falsos estereotipos sexistas o retrógrados que dañan la imagen y reconocimiento social de las enfermeras y enfermeros y que constituyen también un claro retroceso para su desarrollo personal y profesional.

La campaña es apoyada por nueve de cada diez enfermeras y enfermeros, que han manifestado en una encuesta realizada recientemente por el Sindicato de Enfermería en todo el Estado su malestar porque aún se siga mostrando a la mujer enfermera, especialmente, con una imagen que nada tiene que ver con su actual realidad profesional y laboral.

SATSE ha logrado, hasta la fecha, que diversas empresas y grandes superficies comerciales, como El Corte Inglés, Alcampo y Carrefour, entre otras, hayan dejado de comercializar disfraces de enfermera sexy (vestido ajustado, escote pronunciado, zapatos de tacón…), y que no sirva de reclamo para anuncios de determinadas fiestas universitarias y otro tipo de eventos. De igual manera, otros medios de comunicación, como RTVE, han pedido las oportunas disculpas tras la difusión de imágenes no apropiadas.

Asimismo, la organización sindical propuso el pasado año al Ministerio de Sanidad la creación de un Observatorio de la Imagen de la Mujer en el ámbito sanitario y aún está a la espera de que este departamento ministerial, que en un principio se mostró sensible a este problema, lo haga realidad.

Comentarios