Legalización; una estrategia para disminuir el consumo de cannabis

Legalización; una estrategia para disminuir el consumo de cannabis
Legalización; una estrategia para disminuir el consumo de cannabis

En Estados Unidos el cannabis todavía sigue siendo ilegal. Sin embargo, en algunos estados específicos como Colorado y Washington, tanto el cultivo, como su consumo y venta están legalmente reglamentados

En los últimos años la demanda por la legalización del cannabis está cada vez más presente en muchos sectores de la sociedad. Quienes se pronuncian a su favor, afirman que su legalización puede ser una buena estrategia para disminuir su consumo, mientras que otros se muestran totalmente detractores a esta posibilidad. Sin embargo, y más allá de ubicarse en una postura u otra, es cierto que se han hecho varios estudios sobre este tema, que pueden ayudarnos a sacar algunas conclusiones al respecto. 

LA LEGALIZACIÓN EN ESTADOS UNIDOS

A nivel federal, en Estados Unidos el cannabis todavía sigue siendo ilegal. Sin embargo, en algunos estados específicos como Colorado y Washington, tanto el cultivo, como su consumo y venta están legalmente reglamentados. Este fenómeno pudo ser posible, ya que luego de la realización de algunas encuestas, pudieron concluir que el 50% de la sociedad se mostraba a favor de su legalización. Claro que la medida pudo llevarse adelante, aunque no quiere decir que no haya otros sectores de la sociedad que no estén de acuerdo con ello. Quienes se opusieron a la legalización del cannabis, argumentaron que ello podría generar que los adolescentes de 13 y 14 años se iniciaran en el consumo de drogas, aunque esta afirmación fue luego entredicha con algunos datos de estudios y encuestas oficiales. 

DATOS ESCLARECEDORES

Si bien se necesitan de varios estudios para disponer datos fehacientes y reales, ya existen algunos que pudieron determinar cuál es la consecuencia que trae la legalización del cannabis en los jóvenes adolescentes. Según las encuestas realizadas, luego de la legalización, el consumo se redujo por más de un 10%, dato que puede ser de gran sorpresa para quienes estaban preocupados por los menores de edad. Este estudio llevado adelante en Washington aparece como algo revolucionario. Esos mismos prejuicios y acusaciones, ya habían estado presentes en torno al consumo de alcohol, sector en el que también se demostró más seguridad luego de ser controlado. 

Pensar que el consumo de cannabis puede aumentar en este sector social solo por su legalización, es una visión un tanto simplista y acotada. Lo cierto es que, cuando algo que está prohibido dejar de estarlo, se puede conocer mucho más sobre ello, obteniendo más información y más seguridad al respecto. El caso de la marihuana es muy significativo; mientras los adolescentes tengan información sobre qué efectos pueden generar su consumo, y deje de ser un tema tabú para ellos y para toda la sociedad, menos curiosidad tendrán por probarlo o consumirlo.

En consecuencia, la medida de la legalización aparece como una opción mucho más efectiva y simple que la mera prohibición. Históricamente, el impedimento legal lo único que ha hecho es producir mayor interés y atracción sobre estas sustancias. Por lo tanto, puede decirse que la legalización del cannabis en el estado de Washington sirvió para que los jóvenes y adultos puedan conocerlo en más detalle y profundidad, lo que pudo haber hecho descender su consumo. 

Comentarios
Lo más