Inés Plana: "si hay un género que se presta a cuestionar la realidad es la novela negra"

Inés Plana: "si hay un género que se presta a cuestionar la realidad es la novela negra"
Inés Plana: "si hay un género que se presta a cuestionar la realidad es la novela negra"

La escritora sacó hace unos días su segunda nvela, Antes mueres los que no aman

Periodista de profesión Inés Plana publicó su primera novela, Morir no es lo que más duele, en 2018 con una gran acogida entre la crítica y los lectores. La obra fue galardonada en los Premis Continuarà 2018 de TVE en Cataluña y ha sido finalista a mejor novela en los certámenes literarios Valencia Negra y Morella Negra. También fue nominada como mejor novela negra novel de la Semana Negra de Gijón 2019.

Ahora la vuelve con Antes mueren los que no aman. De nuevo Inés Plana estremece al lector con una combinación explosiva de thriller psicológico y novela negra que cuenta una nueva historia del teniente Tresser y su equipo. 

- De periodista a escritora de novela negra ¿por qué ese género?

Sigo siendo periodista. Después de muchos ensayos, mucho aprendizaje, muchos cuentos, muchos relatos guardados en el cajón, en un momento dado me vi preparada para abordar la novela que es un proceso muy complejo, muy difícil, pero me sentí preparada y pasé a la literatura. En el periodismo hay que contar siempre la verdad y aquí he fabulado pero desde mi propia verdad. 

En cuanto a la novela negra, siempre me ha atraído esa oscuridad  que planea siempre sobre la novela negra que nos ayuda un poco a entender esas aristas más afiladas, más extrañas y a veces más invisibles de la condición humana. También es un buen soporte para la denuncia social, para hablar de la realidad que vivimos. Para cuestionarla, subrayarla, acentuarla... También la novela negra proyecta nuestros propios miedos. Por eso me atreví por la novela negra, porque es un género en el que me siento muy cómoda. 

- ¿Cómo definiría en pocas palabras Inés Plana Antes mueren los que no aman?

Es una historia cuyo eje es un Teniente de la policía de Guardia Civil, que ya protagoniza mi primera novela, Tresser, que busca desesperadamente a uña niña desaparecida, a Luba, lo que muestra una prueba de amor al intentar encontrar a una niña que seguramente venga de un infierno atroz y es esa gran prueba de amor de no saber que va a encontrarse si la encuentra sigue adelante para darle una segunda oportunidad. En toda  esa búsqueda genera una serie de complicaciones, una serie de investigaciones policiales, de decepciones, de traiciones... que son los que van configurando la historia. Una historia en la que también hay mucho amor y mucha ternura por otra parte. Hay luz y oscuridad.

- ¿Qué ha sido lo más complicado o difícil de escribir en esta novela?

En realidad toda la novela, en mi caso, es muy complicada. Es un encaje de bolillos. En este caso son cuatro tramas, cuatro escenarios, uno de e Galicia, tienes que estar todo el rato entremezclando esas tramas para darle sentido y no ha habido una cosa más difícil que la otra. Pero si que es cierto que cuando abordas el tema de una niña a la que han robado la inocencia y roto en pedazos. Que nunca podrá recomponerse y estará marcada de por vida... eso sí que es muy duro, terrible. Parece mentira que en el S.XXI y en la sociedad desarrollada podamos encontrar estos casos. El 17% de la prostitución en Europa es de menores. Es un grado insoportable, al menos para mí.

-El libro toca el tema de la esclavitud del S.XXI, la trata de personas, en este caso una menor. ¿Es difícil ahondan en un tema así y comprobar como a veces la realidad puede superar la ficción?

Si, es difícil porque es duro. En mi caso cuando tratas la búsqueda de esa niña que es el eje de la historia,  es duro constatar como por mucho que tu intentes fabular, la realidad de la prostitución supera la ficción. Es un negocio fácil y clandestino pero que a la vez que es opaco está permitido y tolerada. Con lo cual las personas que se dedican a la prostitución pueden hacerlo desde una cierta impunidad dado que la prostitución no es un delito en sí, sino el proxenetismo. Pero este tiene muchos matices porque las prostitutas están amenazadas para que en ningún puedan abandonar algo que en el 99% de los casos se ven obligadas a hacer por muchos factores. Esta todo muy montado en ese mundo para que nadie abra la boca. La realidad que supera a la ficción. Yo lo he intentado mostrar tal cual yo la veo y de alguna manera no la juzgo como autora, le corresponde a los lectores juzgar que les parece esta realidad tan dura que genera tanto sufrimiento e incluso muerte. 

- La novela no solo aborda ese tema sino que se cruzan historias como la crisis, la soledad de la vejez, la violencia de género.. ¿Se presta el género para la denuncia social?

Si, indudablemente si hay un género que se presta a cuestionar la realidad es la novela negra. En la novela negra sale lo peor de cada casa, por decirlo de alguna manera, sale también esos mounstruos ancestrales que podemos tener dentro, los personajes suelen estar al límite o sobrepasados, cuando son víctimas o cuando encarnan el mal. Es otra manera de expresar como somos los humanos. Desgraciadamente nos expresamos mucho más como colectividad a través de la maldad que de la bondad. Para mí eso tiene mucho atractivo literario por eso me decante por este género que ahora está muy muy de moda con muy buenos autores y autoras que también ha pasado a la televisión y al cine. Vive un momento estupendo cuando hace muchas décadas era casi un subgénero. Y este buen momento es también un producto de los momentos que vivimos porque la novela negra también pone de relieve nuestras contradicciones como seres humanos. Es un compendio de lo mejor y lo peor del ser humano. Yo creo que por eso muchos autores optan por este género para explicar el mundo o tratar de entenderlo.

WhatsApp Image 2019 09 26 at 11.30.50

- Las ubicaciones del libro, Uvés, Cieña y Los Herreros, ¿e

xisten?

Hay muchas que no existen, que son imaginarias. Por ejemplo, hay una localidad donde está pasando las navidades el cabo Coira, que es gallego, las primeras en años que pasa en Galicia, que es en una localidad marinera de A Costa da Morte que se llama Cieña que me la he inventado pero que es un compendio de varios pueblos marineros que yo he conocido y que los he mezclado unos con otros. He intentado plasmar humildemente lo que he sentido, lo que yo llamo el alma gallega, la idiosincrasia gallega. Otros escenarios también me los he inventado porque si yo singularizo una localidad que existe donde van a pasar cosas que no son del todo agradables, no me gusta singularizar por eso.

- Tus novelas reflejan fielmente el trabajo de los investigadores, ¿cómo es ese trabajo de inmersión en la mente y en los reglamentos y procesos de la Guardia Civil?

Es complicado. Yo tengo un asesor, un agente de la Guardia Civil que está disponible para ayudarme y asesorarme porque todos los procedimientos, como bien dices, son muy complicados sumando además que son policía judicial, no Guardia Civil, ellos trabajan a las órdenes de los jueces. Hay mucha burocracia y muchos procedimientos antes de detener una persona o intervenir un teléfono. Es mucha burocracia para una investigación que a veces requiere mucha prisa y a lo mejor o se llega a tiempo. Todos esos procedimientos han sido un desafío. El poder explicarlos bien pero también que el lector sepa que nada es fácil. En las películas y en as series todo va muy rápido y hay que resumir mucho y a veces nos creemos que es pan comido y que lo podríamos hacer cualquiera, que llevamos un investigador dentro. Yo he querido mostrar esa "frustración" y poner en valor un trabajo como es  el de la Guardia Civil que además cuenta con pocos medios, con pocos recursos, con precariedad... y bueno, ellos ponen toda la voluntad de su parte y eso a mi me parece una de las grandezas de un cuerpo policial, que vaya más allá del presupuesto que tienen. 

- ¿Esperabas la buena acogida de tu primera novela Morir no es lo que más duele?

No, en absoluto, para nada. Yo era una desconocida que partía de cero. Una debutante literaria por la que apostó una editorial como Espasa del Grupo Planeta. Apostaron por la novela que una vez publicada es una incógnita como la va a acoger el lector, cada lector es un mundo. Sin embargo, la buena acogida, los premios y nominaciones... fue todo una sorpresa. Es como un sueño, yo lo siento como un sueño y a veces me tengo que pellizcar para ver si es real, es una cosa maravillosa. Hay muchos escritores esperando una oportunidad y cuando te toca a ti te sientes una privilegiada y tienes que aprovechar y disfrutar al máximo ese regalo. 

- Después del reconocimiento, ¿cuesta empezar un segundo libro? ¿se siente presión o confianza?

Yo no he sentido presión por parte de la editorial en esta segunda novela por que ya bastante presión me he metido yo a mí misma para superar la historia de la primera, para intentar mejorar o al menos hacer una novela distinta, que lo es. Aunque estén protagonizadas por el mismo Teniente son novelas independientes, se pueden leer en distinto orden, no se genera confusión. En mi caso a la editorial yo le dije que queria tener mis tiempos, yo no soy una máquina de escribir, escribo de un modo un poco artesanal. La editoria respetó mis tiempos, he invertido dos años y medio con mucho placer. Cuando escribes te olvidas de todo, al menos yo. Te olvidas de la primera novela, de que hay lectores esperando esta... Durante la escritura la concentración es máxima. Estás en ese mundo conviviendo con tus personajes durante muchos meses. No he sentido más presión que la mía que ya te dio que es bastante. La presión para hacerlo bien y de la forma más honesta.

- ¿Te gustaría que tus novelas den el salto a la televisión o a la gran pantalla?

Me encantaría, me gustaría mucho. Ojalá que llegue. La editorial tiene su departamento de derechos de imagen. A mi me gustaría mucho ver a Tresser en carne y hueso, a Coira, a Adelaida... todos los personajes de la primera novela que han cambiado sus circunstancias desde la primera novela, y luego todos los personajes de la segunda. Yo amo el cine con lo cual sería un sueño cumplido ver la historia plasmada en imágenes. Así que por soñar, yo sueño que sí, me encantaría.

-Entramos ahora en el ámbito más personal para conocer a Inés Plana:

¿Consume Inés Plana novela negra?: Si, yo leo novela negra salvo cuando estoy en la fase final que entonces no puedo leer ninguna porque me influye. Leo narrativa, novel de aventuras y por supuesto, novela negra. Además ahora a lo largo de los festivales he conocido autores y es muy especial poder leer la novela de alguien que has conocido y con el que has tomado un café y charlado

¿Papel o ebook?: Yo soy de papel. El libro electrónico me parece un invento estupendo, pero yo sigo anclada en el papel. Me pare muy frío el Ebook, me gusta pasar las páginas. El olor de un libro reciénn comprado cuando lo abres no tiene precio. Es una sensación muy bonita. Algunas novelas si las he leído en ebook. Mi marido si lee en electrónico y si compra alguna novela que me interesa pues la leo, pero siempre que puedo vuelvo al papel. Es un ritual el de abrir un libro físico que me gusta y me siento muy cómoda con él

¿Hay algún libro que hayas releído varias  veces?: El grito de la lechuza de Patricia Highsmith, cuatro o cinco veces y lo volveré a leer el año que viene y al otro y al otro porque siempre descubro cosas nuevas. Es un libro fetiche para mí.

¿Autor preferido?: Patricia Highsmith cono un clásico de la novela negra. He leido novela negra de autores españoles que me han encantado como Tallón o Santiago Díaz, pero siempre vuelvo a los clásicos porque siempre aprendo de ellos y me inspiran mucho

Durante la creación de una novela, ¿tienes alguna rutina o manía?: No me da tiempo a tener manías. Entre la promoción, el trabajo... tengo poco tiempo y el poco que tengo ni me ocupo de las manías. Lo único que pido es silencio y que no me interrumpa nadie.

- Por último, ¿qué crees que enamorará a los lectores de la novela?

Yo creo que les puede enamorar muchas cosas por que la novela toca diferentes teclas en cada lector, pero yo creo que lo que les podría enamorar es esa búsqueda desesperada, esa gran prueba de amor por parte de Tresser en buscar una niña que no conoce de nada, pero buscarla aunque hacerlo sea como buscar una aguja en un pajar. Creo que es una prueba de amor maravillosa que a mi como autora me puede enamorar y a muchos lectores también, espero.

Comentarios
Lo más