El Pedrón que dio inicio a la tradición de Santiago Apóstol

El Pedrón que dio inicio a la tradición de Santiago Apóstol
El Pedrón que dio inicio a la tradición de Santiago Apóstol

La villa de Padrón tiene en el interior de su Iglesia un pequeño altar pagano, ahora cristianizado, que se convertiría en el inicio de la tradición jacobea

Mucho antes del Camino de Santiago, antes incluso de que los restos del Apostol de Santiago reposaran en esta ciudad y se conociera como Campus Stellae, la actual Iria Flavia era un centro semiurbano de importante carácter comercial en la época de los romanos.

Allí mismo, en su puerto fluvial, una pequeña piedra se convertiría en la cuna de todo el Xacobeo, de lo que es ahora mismo Padrón y de como Santiago de Compostela sería el destino final para millones de peregrinos de todas partes del mundo: el pedrón

Nos remontamos al siglo I d.C., Santiago el Mayor es decapitado en Jerusalén y dos de sus seguidores, Atanasio y Teodoro, deciden coger los restos de su cuerpo para trasladarlos a Hispania en una barca de piedra que surca el Mediterráneo, pasa el estrecho de Gibraltar, remonta el Atlántico para meterse por la ría de Arousa y llega hasta Iria Flavia.

Cuando desembarcan en este conocido puerto comercial, Atanasio y Teodoro amarran la barca en esta piedra y aquí comienza la leyenda del Pedrón, cuna de toda la mitología jacobiana. Una historia que ha quedado grabada en el colectivo del área de Santiago.

¿QUÉ SE ESCONDE DETRÁS DEL PEDRÓN?

No se puede responder categóricamente sobre la verdadera historia del Pedrón pero son muchos los historiadores y los estudios que hablan que la Iglesia, en aras de cristianizar cualquier vestigio pagano, utilizó este altar a Neptuno para enmarcarlo dentro de la tradición jacobea.

El origen de esta ara se basa en un ofrecimiento de los vecinos de Iria Flavia al dios Neptuno, señor de las aguas y protector del puerto fluvial que poseían. En la propia piedra se puede leer parte de la inscripción latina al dios del agua: (NEPTU) NO ORIESES D(E) S(UO) P(OSUCRUNT), que traducido vendría a decir A Neptuno, los orienses pusieron a sus expensas este monumento.

Posteriomente, la Iglesia inscribiría una pequeña cruz en la parte superior para cristianizar el altar pagano y convertirlo como símbolo religioso dentro de toda la leyenda de Santiago Apóstol.

DE PEDRÓN A PADRÓN

No sería hasta la llegada del arzobispo Diego Gelmírez cuando toda la historia contada alrededor de los restos del Apóstol conseguiría el empuje necesario. Durante su mandato consigue que el papa Urbano II conceda a Santiago la Veterum Synodalium, una bula papal que convierte a la pequeña ciudad en sede apostólica y traslada la sede episcopal desde Iria Flavia a Compostela.

Fue el propio Gelmírez el que mandó construir en la orilla izquierda del río Sar la iglesia románica que acogería el Pedrón. Construida en el año 1133, de aquel templo solo se conserva un piedra, al lado de la puerta de la actual Iglesia que da al Espolón. En ese bloque de granito se puede leer Dominus Eclesia Procurator edificavit in era MCLXXI.

Con el mandato de Gelmírez la villa comenzó a tener la importancia merecida y fue artífice de la prosperidad de la zona para convertirse en uno de los puntos clave de la tradición jacobea.

Actualmente, el famoso Pedrón se encuentra bajo el altar mayor de la Iglesia como símbolo del nacimiento de la historia del Apóstol Santiago pero también inicio de la historia de un pueblo.

PADRÓN: HISTORIA VIVA DEL XACOBEO

La historia de esta pequeña villa es más importante de lo que parece. No solo por ser el lugar en el que llegaron los restos del Apóstol sino por ser uno de los lugares en los que la leyenda cuenta que Santiago predicó a todos los habitantes de la zona, sede episcopal dónde residían los obispos de la Iglesia católica e importante sede comercial.

Todo Padrón, al igual que la propia Santiago de Compostela, es historia viva. Un lugar para reconocer su valor patrimonial e histórico, un lugar para dejarse llevar con la tradición y un lugar para sentirse orgulloso.

Comentarios