Un concursante de Gran Hermano podría ser acusado de "abuso sexual con penetración"

Un concursante de Gran Hermano podría ser acusado de "abuso sexual con penetración"
Un concursante de Gran Hermano podría ser acusado de "abuso sexual con penetración"

Los hechos sucedieron en el 2017, cuando se emitía Gran Hermano Revolution

Corría el año 2017 cuando Telecinco estaba emitiendo GH Revolution. En un momento del concurso la organización del programa expulsaba al concursante José María López por un supuesto caso de "abuso sexual con penetración" a Carlota Prado, también participante de Gran Hermano. Pues bien, dos años después la juez que investiga el caso considera que hay pruebas concluyentes para imputar a José María al considerar que Carlota estaba inconsciente cuando hubo penetración.

El escrito judicial considera que José María hizo movimiento debajo del edredón "que aparentemente pudieran consistir en penetraciones” y podría enfrentarse a un delito de abuso sexual penado con penas entre uno y tres años de prisión.

Carlota Prado, víctima de la agresión sexual, denunció hace dos años a José María después de que la organización de Gran Hermano le informó de todo lo ocurrido en la noche de los hechos. Durante todo este tiempo, la malagueña afirma a una entrevista a El Confidencial que ha vivido durante todo este tiempo en un infierno por la lentitud de la justicia y por la "lluvia de amenazas, insultos y vejaciones" por no acordarse de todo lo que ocurrió esa noche".

Tras terminar la instrucción del proceso se espera que las partes presentadas presenten un escrito de acusación contra José María López e imputarle el delito de abusos sexuales.

La jueza consideró que “existen indicios de que la conducta del recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual”. En las imágenes aportadas por el programa se puede ver como Carlita se encuentra tumbada “sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama” y es cuando José María, debajo del edredón, comienza a realizar ciertos movimientos “que aparentemente pudieran consistir en penetraciones”.

En el vídeo se observa “una manipulación interna en la que José María pudiera ser que estuviera quitando los pantalones y las bragas a Carlota”. “Esta le comunicó, sin apenas fuerza, la frase ‘no puedo’, sacó uno de sus brazos del edredón y lo dejó caer contra la pared. También se quitó la parte de arriba con dificultad y sacó una mano, posicionándola en vertical y recta hacia José María, en la que pudo manifestarle que parase su acción, la cual pudiera consistir en tocamientos de su cuerpo en base a las oscilaciones apreciadas”, afirma la magistrada en el escrito judicial. 

Ahora se está a la espera de que el proceso judicial siga su curso se pueda ver a José María López sentarse en el banquillo de los acusados y enfrentarse a una pena de cárcel.

Comentarios
Lo más