Tercera noche de disturbios en la ciudad de Barcelona

Tercera noche de disturbios en la ciudad de Barcelona
Tercera noche de disturbios en la ciudad de Barcelona

Ante la respuesta policial, varios centenares de jóvenes violentos se han dispersado por las calles cercanas a la consellería de Interior y han levantado barricadas

El centro de Barcelona se ha convertido en el escenario de una batalla campal por tercera noche consecutiva, tras la manifestación que han convocado esta tarde los CDR y que ha derivado en enfrentamientos entre grupos de manifestantes violentos y policía.

Después de concentrarse en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina, una parte de los manifestantes se han dirigido a la conselleria de Interior, donde han lanzado objetos contundentes a los agentes apostados alrededor del edificio, que han respondido con varias cargas.

Ante la respuesta policial, varios centenares de jóvenes violentos se han dispersado por las calles cercanas a la consellería de Interior y han levantado barricadas.

También han tirado motocicletas al suelo y han prendido fuego a contenedores de basura, que han hecho arder coches situados cerca del lugar, con lo que se han repetido escenas de fuego en las calles como las vividas anoche en el paseo de Gràcia.

Los Mossos piden a esta ahora no acercarse a la zona de los disturbios y alertan de que algunos de los manifestantes lanzan "piedras y objetos con ácido", mientras camiones de los Bomberos intentan apagar algunas de las múltiples hogueras encendidas en la zona.

En un intento de proteger la conselleria de Interior, situada en la calle Diputación, los Mossos han recurrido a cargas y furgonetas de este cuerpo han recorrido a gran velocidad puntos como la plaza Tetuán para dispersar a los manifestantes.

Los manifestantes, algunos de ellos con capuchas y la cara tapada, han prendido fuego a algunas vallas de obra y han lanzado piedras y botellas a los agentes, a pesar de que otros intentaban evitar que adoptaran actitudes violentas.

Los enfrentamientos se han producido cuando la concentración convocada en la confluencia de la Gran Via con la calle Marina, hasta entonces pacífica y que ha reunido a unas 22.000 personas -según la Guardia Urbana-, se ha trasladado frente al departamento de Interior.


Telemadrid ha denunciado que uno de sus cámaras ha resultado herido durante la manifestación, al recibir el golpe de una lata lanzada, al parecer, por algún manifestante.


Comentarios