La familia Franco ya está en el Valle de los Caídos para asistir a la exhumación del dictador

La familia Franco ya está en el Valle de los Caídos para asistir a la exhumación del dictador
La familia Franco ya está en el Valle de los Caídos para asistir a la exhumación del dictador

Durante la exhumación estarán presentes dos nietos de Franco, José Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú

Los familiares de la familia Franco han llegado ya al Valle de los Caídos en tres microbuses para asistir a la exhumación de los restos del dictador en la basílica, donde están presentes las autoridades que representan al Gobierno en este acto, previo al traslado del féretro al cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

Los veintidós familiares de Franco, entre nietos y bisnietos, han sido recogidos en distintos puntos de la capital por parte del Ejecutivo y ha llegado de forma escalonada.

Durante la exhumación estarán presentes dos nietos de Franco, José Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú, mientras que en al responso asistirá la familia al completo y cuatro de ellos portarán el féretro hasta el coche fúnebre.

Desde allí los restos serán acompañados por otro de los nietos, Francis Franco Martínez-Bordiú, en un helicóptero militar que los trasladará al cementerio de Mingorrubio.

En el Valle se encuentra, desde las 9.30, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien ya ha entrado dentro de la Basílica y que ejercerá como Notaria Mayor del Reino durante la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco.

También están en el recinto los otros dos representantes del Gobierno: el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, y el subsecretario de Presidencia, Antonio Hidalgo.

Además, desde las 6.30 coordina el amplio dispositivo de seguridad la delegada del Gobierno, María Paz García Vega.

En el Valle, donde desde primera hora están los operarios de la empresa de mármol que se encargarán de retirar la losa de 1.500 kilos, no se han vivido incidentes más allá de un coche que se ha acercado a las puertas con una pancarta de apoyo a los enfermos de la polio, en el día mundial contra esta enfermedad.

Además, un turista alemán ha intentado acceder, pero un agente de la Guardia Civil le ha explicado que el recinto estaba cerrado.

La jornada ha amanecido fría, con una temperatura de 6 grados, y el cielo se ido despejando, y por el momento no amenaza lluvia y no hace viento, con lo que con toda probabilidad facilitará el traslado del féretro en helicóptero.

Junto a la verja del Valle están apostados más de doscientos periodistas siguiendo el trasiego de vehículos de todo tipo, desde autoridades a camiones, uno con un brazo mecánico, una ambulancia, furgonetas de proveedores de comida o incluso de reformas, pues la hospedería está de obras.

La Secretaría de Estado de Comunicación ha instalado una carpa con café y bollería para los periodistas, ante un frío que no da tregua a las puertas del recinto.

En la Basílica no habrá cámaras de televisión y a la explanada sólo han podido acceder los profesionales de TVE, que ofrecen señal en directo desde las 9.00 y los fotógrafos de la Agencia Efe.

Comentarios