Denuncian a una vecina de Oza-Cesuras, como presunta autora de maltrato animal

Denuncian a una vecina de Oza-Cesuras, como presunta autora de maltrato animal
Denuncian a una vecina de Oza-Cesuras, como presunta autora de maltrato animal

La Guardia Civil verificó también que las instalaciones dedicadas a la cría de los animales carecían de las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas

La Patrulla de Protección de la Naturaleza del la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña (PACPRONA), denunció a una persona como presunta autora de maltrato animal.

Los hechos ocurrieron a raíz de la denuncia presentada por un ciudadano, comunicando que había efectuado la compra de un ejemplar de Border Collie a través de Internet, siendo entregado el mismo en malas condiciones higiénico-sanitarias, debiendo acudir al día siguiente de la recepción a una consulta veterinaria, dado el precario estado de salud que presentaba.

La Guardia Civil investigó los hechos, localizando el supuesto criadero de procedencia del cánido, constatando que lo regentaba una conocida del Servicio de Protección de la Naturaleza, al haber sido denunciada esta persona anteriormente, por varios hechos de la misma índole.

La denunciada anunciaba su actividad como criadero autorizado de esta raza de perros a través de páginas web, careciendo de los permisos reglamentarios para la realización de esta actividad y la venta de estos ejemplares.

La Guardia Civil verificó también que las instalaciones dedicadas a la cría de los animales carecían de las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas y que a los cánidos les faltaba su correspondiente documentación.

Los efectivos de la PACPRONA, procedieron a la confección de las correspondientes denuncias, por carecer de la autorización correspondiente para ejercer la actividad de cría, no poseer autorización de la Xunta de Galicia para la comercialización y venta al carecer del número de registro correspondiente (REGANUZ), las condiciones higiénico –sanitarias de los animales, la tenencia de ejemplares sin su correspondiente documentación, no emitir las facturas justificativas de su actividad comercial y obstruir la labor inspectora de la Guardia Civil.

Comentarios