Tsunami Democràtic corta la AP7 y monta un escenario en la frontera con Francia

Tsunami Democràtic corta la AP7 y monta un escenario en la frontera con Francia
Tsunami Democràtic corta la AP7 y monta un escenario en la frontera con Francia

La plataforma Tsunami Democràtic ha anunciado que ha cortado el paso fronterizo con Francia en la Jonquera este lunes por la mañana. Y no solo eso. Ha montado un gran escenario que ocupa tres carriles de la autopista en la parte francesa, a pocos metros de la frontera que corta la circulación y que está situado muy cerca del cartel donde se anuncia la entrada en España 

Es su anunciada "acción más ambiciosa" que quieren alargar hasta el miércoles como protesta a la sentencia del 1-O. Los CDR han anunciado que se suman al corte, que ya provoca más de 20 kilómetros de colas. Tanto en la parte española como en la francesa hay una fuerte presencia policial que no ha actuado por el momento.

En un comunicado a través de sus canales de Telegram y Twitter difundido a las 9.08 horas, la plataforma ha pedido a los ciudadanos concentrarse en el punto fronterizo de la AP-7. "Hoy empezamos una nueva forma de protesta, haciendo servir la tecnología para defender los derechos y libertades colectivas. Con este nuevo paradigma, los vehículos son los protagonistas de la acción y, por eso, hace falta ser masivos", señalan en el comunicado.

En esta acción, pues, los vehículos son clave. Tsunami sustituye a las personas físicas por los vehículos. "El Estado ha dejado claro que si la población pone su cuerpo para defender sus derechos, responderá con violencia policial contra las personas. Por eso, proponemos cambiar el cuerpo por el coche", señala. "Toda protesta con vehículos estáticos en el Estado ha acabado sin consecuencia ni penal ni administrativa. Tsunami entiende que es un camino a explotar", añaden. 

En su comunicado, Tsunami explica que "con ayuda de los compañeros de la Catalunya Nord", han podido cortar la AP-7 en los dos sentidos de circulación en la frontera. "Esta movilización quiere ser un grito a la comunidad internacional que haga entender al Estado español que el único camino es sentarse y hablar", añaden.


Comentarios