Los forenses ven falta de arrepentimiento por parte del Chicle

Los forenses ven falta de arrepentimiento por parte del Chicle
Los forenses ven falta de arrepentimiento por parte del Chicle

"Él mismo lo dijo, que estaba bien", ha señalado una de las expertas en la cual ha indicado que el crimen no produjo en él un estrés postraumático y que tiene facultades cognitivas y volitivas plenas

El empresario Juan Carlos Quer, a su salida de la sexta sesión de la vista oral que se sigue por el crimen de su hija, ha considerado que las pruebas periciales de profesionales del Imelga y de un perito grafólogo han demostrado que José Enrique Abuín Gey no muestra arrepentimiento por el crimen que cometió en agosto de 2016 y por el que permanece en prisión desde hace casi dos años.

Juan Carlos, en sus declaraciones a la prensa, ha sostenido que "los testimonios del informe psicológico han puesto en evidencia el tipo del individuo ante el que estamos; frío y que no muestra ningún tipo de arrepentimiento".

"Esa es la personalidad de este individuo", tal y como refleja el informe grafológico, ha incidido, en alusión a una prueba pericial pedida por la acusación particular que define al único acusado por este crimen como un "depredador sexual".

Y falta de arrepentimiento que también se puede ver, ha recordado, en las cartas que El Chicle envió a su familia para decirles que al salir de prisión, en un plazo de siete años, vendería entrevistas a los medios de comunicación para conseguir dinero: "No nos sorprende nada esa carta".

Por ello, el padre de la víctima no cree que haya arrepentimiento alguno en el "asesino" de su hija y niega colaboración alguna con la justicia para paliar el daño hecho a la familia. "Colaboró con la justicia más el perrito que se puso delante del cadáver de mi hija, al olfatearlo, que este individuo que cambió el testimonio tres veces".

NO HAY FALTA DE ARREPENTIMIENTO POR PARTE DEL CHICLE

Forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), dos médicos y dos psicólogas, han manifestado que José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, el único procesado por el crimen de Diana Quer, no padece alteración psiquiátrica alguna que influya en su comportamiento y no aprecian sufrimiento psíquico en él.

"Él mismo lo dijo, que estaba bien", ha señalado una de las expertas en la cual ha indicado que el crimen no produjo en él un estrés postraumático y que tiene facultades cognitivas y volitivas plenas, por lo tanto no está alterada su capacidad para comprender.

Estas especialistas no han hecho un perfil psicológico y sí un informe sobre su imputabilidad, que data de 2018, el cual determina si se dan o no las condiciones para que una persona pueda responder de sus acciones y, en este caso, la conclusión ha sido afirmativa.

Asimismo, han determinado que posee resentimiento, que responde con rencor, pero que en cambio es capaz de controlar su ira, de guardar y "diferir de cara al futuro", de no actuar compulsivamente y sí de tener una conducta tardía.

Han contado que él dijo "he tenido una situación horrible que hacen que me sienta culpable", pero en cambio, independientemente de lo declarado, no ven estrés postraumático en El Chicle ni "sufrimiento emocional".

Con respecto a las personas que considera más vulnerables, sí notan en él una actitud más impositiva, pues ya en la cárcel, en la que él mismo ha confesado que "no está mal del todo", pues "se rió de un gitano con un problema mental".

Comentarios