Javier Cercas: "en este libro digo cosas que no me atrevo a decir de otra manera"

Javier Cercas: "en este libro digo cosas que no me atrevo a decir de otra manera"
Javier Cercas: "en este libro digo cosas que no me atrevo a decir de otra manera"

El escritor ha ganado el Planeta con su novela Terra Alta protagonizada por un mosso d'esquadra que debe resolver un brutal crimen en un marco que abarca desde los atentados de Barcelona hasta el 1-0 un período que marcó al novelista

-¿Qué le llevó a presentarse al Premio Planeta?

Hay una razón muy clara. Yo nunca me había presentado a un premio y al acabar este libro compredí, yo y mi agente, que este era un libro distinto a los que yo había escrito hasta ahora, a mi me gusta decir que es un libro radicalmente distinto a los que había escrito y a la vez radicalmente fiel, es una forma de reinventarse. Era una manera de llamar la atención de mis lectores de decirles soy yo pero también soy otro. Era la manera de subrayar que era algo distinto.

-Cuando uno, precisamente, se presenta con un libro distinto, ¿se imagina ganándolo?

Es muy difícil contestar a eso. Lo gané pensando que era un buen libro sino no lo hubiese publicado. Si yo doy un libro a mi editor es porque creo que es el mejor libro que puedo publicar. Yo siempre he soñado con escribir libros fáciles de leer y difíciles de entender, es decir, que se lean compulsivamente y que sin embargo, al llegar al final digas déjame volver al principio que hay cosa que no he acabado de entender. Me pareció que era un libro de apariencia popular, de novela policíaca, y que, sin embargo puede interesar a muchos lectores. 

- Después de haber pasado un tiempo, ¿cómo valora lo que supone ganar un premio así?

Lo que a promoción se refiere difiere poco a la de cuando un saco un libro, quizá un poco más este. Lo que si, es la dimensión popular que tiene el premio, es genuinamente popular. Gente de todo tipo se alegra de tu alegría y eso es extraordinario. Mis libros siempre han tenido muchos lectores y me siento un privilegiado por vivir de lo que escribo que en España es casi un milagro. Pero es cierto que este premio tiene un plus, tiene algo más. Hay gente que solo lee estos libros, además de tus lectores tienes estos sobrevenidos y ojalá se queden.

- ¿Impresiona más el éxito de Soldados de Salamina o el Premio Planeta?

Son cosas distintas. Además que lleven tus novelas al cine no es mérito del libro, no es porque sea mejor. Cuando saqué Soldados de Salamina, aunque habia sacado cosas antes, yo era desconocido. Nuna me había quejado de no tener lectores, no entraba en mis planes acabar viviendo de ello. Yo era un escritor que se ganaba la vida dando clase en la universidad. Y de repente lo que para ´mi era un libro más, se convirtió en un fenómeno. Fue una sorpresa total. Esto es otra cosa. Ya tengo mis lectores, una carrera detrás. Es una alegría muy grande, pero es otra cosa, lo manejas mejor. Diría que esta alegría es consecuencia de aquella.

- Ha dicho que el libro no trata sobre Cataluña, pero que sin el 1 de octubre no existiría, ¿qué vinculación tiene entonces con el procès?

Es un libro que no trata de la crisis catalana aunque hay un par de episodios que suceden ahí. Uno de ellos muy importante que no forma propiamente parte de la crisis catalana pero coinciden en el tiempo como son los atentados de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017 que tienen una importancia en la novela. Y luego está el referendum fraudulento que se inventaron que aparece en un párrafo. No tiene un peso específico en la novela pero si es verdad, que sin lo que ha ocurrido en cataluña en los último tiempos y en concreto en el otoño de 2017 cuando Cataluña vivió, como dijo Josep Fontana, un clima prebélico, yo probablemente no habría escrito este libro. Sin el shock de ver como una de las sociedades más privilegiadas se parte por la mitad y como entra en crisis todo... Yo todo eso solo lo había experimentado a través de las películas me cambió como persona y como escritor. Lo que no sabemos como cambiamos y cuanto, este libro es un intento de ello. Al final a mi me ha venido bien esto porque los escritores trabajamos con la basura. Nosotros no contamos lo que pasa, transformamos el hierro en oro. 

- ¿Cómo describirías a Melchor Marín?

Muy complicado, yo adoro a este chaval. Por primera vez en mi vida me ocurre que los personajes de la novela no se me van de la cabeza, siguen viviendo. Melchor es el protagonista total. Hay un verso de Borge que dice "bienaventurados los limpios de corazón porque ven a Dios". Este chaval con toda su violencia, con toda su furia, con sus terribles oscuridades, su espíritu justiciero... tiene el corazón limpio. Eso es maravilloso. Tiene coraje y eso es muy difícil. No es un personaje unidireccional. Es capaz de muchas cosas pero es un tipo al que adoro yo. Es verdad que hay otros personajes que no quiero separarme pero este nace de lo más profundo de mi. En este libro digo cosas que no me atrevo a decir de otra manera. 

-¿Qué manías tiene Javier cuando escribe?

Pues tomo té... bueno tengo muchas. Tengo que correr por la mañana, dormir siesta y bebo coca-cola. La gente que trabaja mucho tiene que dormir la siesta, y trabajarás mucho mejor. Puedo escribir en cualquier lado, antes me costaba mucho pero ahora ya no. 

- ¿Javier es de Ebook o papel?

Papel. Me parece bien el ebook, Madame Bovary es igual de buena en ebook que en papel. No soy un apocalíptico que piensa que la tecnología va a acabar con la cultura. Simplemente a mi no me gusta. El libro es una invención como la rueda, muy bien hecho y va a costar mucho eliminarlo.

- Por último, ¿Qué va a engarchar al lector de la novela?

Espero que todo, desde la primera página, de la primera linea. En la primera línea hay un asesinato atroz y quiere que de esa a la última se enganche. Ya está ocurriendo y es genial.

Comentarios