El jurado declara culpable al excontable de la confradía de O Grove por malversación de fondos

El jurado declara culpable al excontable de la confradía de O Grove por malversación de fondos
El jurado declara culpable al excontable de la confradía de O Grove por malversación de fondos

Además, asegura que se quedó con el dinero porque tenía sus facultades "gravemente mermadas" por el trastorno que tenía de ludopatía

Un jurado popular ha declarado al excontable de la cofradía de pescadores de O Grove culpable de un delito de malversación por apropiarse de fondos de las cuentas del organismo, pero solo de los 220.000 euros que él mismo reconoció haber sustraído de las cuentas bancarias de la entidad.

En su veredicto, el jurado considera que no se ha podido demostrar que Fabricio F.A. se hubiese apoderado del dinero que faltó de la caja de caudales de la cofradía, de los ingresos por las ventas de la pescadería o de depósitos de los socios.

Además, asegura que se quedó con el dinero porque tenía sus facultades "gravemente mermadas" por el trastorno que tenía de ludopatía, reconocido por el acusado ante el tribunal, ya que aseguró que el dinero sustraído lo utilizaba para apostar en el casino de A Toxa.

El jurado, que ha considerado que Fabricio F.A. no es culpable del delito de falsedad documental que le atribuía la acusación particular en nombre de la cofradía, concluye que también se le debe aplicar la atenuante de dilaciones indebidas al tratarse de un caso que se remonta a hace casi una década.

Fabricio F.A, que ya no ejerce como contable de la cofradía, estaba acusado de apropiarse de 505.515 euros de las cuentas del pósito pontevedrés entre los años 2009 y 2010, hechos por los que la Fiscalía solicitaba inicialmente seis años de prisión, que tras conocer el veredicto ha acabado rebajando a un año y medio.

La razón es que el representante del ministerio público ya consideraba, antes de la lectura del veredicto, que solo se había podido demostrar que el procesado se apropió de unos 220.000 euros.

Ésa es la cantidad que el propio Fabricio F.A. dijo haberse gastado en apuestas por su ludopatía durante su declaración en la vista oral celebrada en la Audiencia de Pontevedra, mientras que negó apropiarse del dinero restante.

También es prácticamente la cuantía que Caixabank devolvió a la cofradía de O Grove (210.000 euros) tras haber reconocido una actuación negligente por no haber detectado el fraude protagonizado por el excontable del organismo.

La acusación particular, por su parte, ha pedido que sea condenado a tres años de prisión y la defensa del excontable ha pedido un único año de cárcel para su cliente.

De los cerca de 300.000 euros restantes nada se sabe porque, a lo largo del juicio, varios testigos aseguraron que eran muchos los trabajadores de la cofradía que tenían acceso al dinero de la pescadería, por lo que no se pudo probar que fuera el acusado quien se lo quedó.

Comentarios