La Guardia Civil de Tráfico inicia una campaña especial de tráfico en las carreteras gallegas

La Guardia Civil de Tráfico inicia una campaña especial de tráfico en las carreteras gallegas
La Guardia Civil de Tráfico inicia una campaña especial de tráfico en las carreteras gallegas

El objetivo de este incremento en las pruebas de detección de alcohol y sustancias estupefacientes es evitar que las personas que han consumido sustancias que afectan negativamente a sus capacidades para la conducción

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña tiene previsto incrementar las pruebas de alcohol y consumo de drogas, al igual que los controles de velocidad, distracción en la conducción, elementos de seguridad, durante el Puente de la Constitución 2019, del 5 al 8 de diciembre.

El objetivo de este incremento en las pruebas de detección de alcohol y sustancias estupefacientes es evitar que las personas que han consumido sustancias que afectan negativamente a sus capacidades para la conducción, se pongan al volante de los vehículos con el riesgo que ello supone.

Los controles se realizarán, DOMAS (Dispositivos operativos masivos), en los que aparte de controlar las sustancias mencionadas, también se hará con la velocidad, con radares móviles, instalados en vehículos con placas comerciales o uniformados, en trípode o cualquier soporte móvil para operar con este tipo de aparatos. Se incrementará los controles con el velolaser, el cual puede ser transportado por cualquier vehículo (incluso motocicleta), e instalado en diversos soportes, trípode, vallas de protección de la vía, dándole más dinamismo y facilidad de operar desde cualquier punto de la vía.

También se hará vigilancia intensiva a las distracciones a la conducción desde furgonetas comerciales,para poder visionar más nítidamente los conductores que usan el teléfono móvil, tablets, dispositivos electrónicos y cualquier otra distracción que le impida prestar atención preferente a la conducción. Igualmente, desde estos vehículos se contrala más fácilmente los sistemas de retención de los vehículos, sean estos del tamaño que sean, al dar mayor proyección para poder, mejor todos los ocupantes de los vehículos. Vehículos estos que se sacarán en todos los turnos, para que los mismos estén constantemente vigilando la vía.

Las comidas y cenas de empresa y amigos con motivo de la inminente navidad motivan un incremento en los controles de alcohol y droga. A pesar de las advertencias constantes que se hacen desde los medios de comunicación social, en estos controles aleatorios se sigue detectando todavía demasiados conductores que se ponen al volante después de haber ingerido alcohol o tomado drogas.

Desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se quiere resaltar la incompatibilidad del alcohol y las drogas con la conducción de cualquier tipo de vehículo y las terribles consecuencias que puede llevar aparejada la mezcla de estas sustancias durante el acto de la conducción. El transito seguro por las vías públicas no deben estar reñido con el disfrute y el ocio.

Cabe destacar, que la sanción por conducir con drogas o alcohol en el organismo puede llegar a ser de 1000 euros y pérdida de 6 puntos en el carnet y que podría constituir un delito contra la seguridad vial, lo que lleva aparejado penas de prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Comentarios