La operación de rescate del Blue Star finalizó sin daños medioambientales

La operación de rescate del Blue Star finalizó sin daños medioambientales
La operación de rescate del Blue Star finalizó sin daños medioambientales

El delegado explica que ahora la naviera propietaria decidirá el futuro del buque, con más daños con babor, los tanques de lastre afectados, los de carga intactos y la hélice perjudicada; por lo que finaliza la intervención de los medios del Estado

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha confirmado hoy que la operación de rescate del buque “Blue Star” finalizó sin daños medioambientales. Se ha expresado así tras reunirse, acompañado por la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, con el personal de Salvamento Marítimo y la Marina Mercante en la torre de control marítimo de A Coruña.

Ha aprovechado el encuentro para felicitar y agradecer al personal, encabezado por el capitán marítimo de Ferrol, Jorge Cao, en nombre del Gobierno, “su buen hacer, con dedicación, con capacidad y con todos los medios para garantizar el éxito de la operación”. “Quiero destacar la coordinación de los servicios públicos y privados. Agradecer el compromiso y responsabilidad asumido en todo momento por la naviera. Y, por supuesto, agradecer y destacar el buen trabajo de todos los técnicos de Salvamento Marítimo y Marina Mercante, a todo el equipo del Ministerio de Fomento por su buen hacer”, ha expresado sobre unos trabajos con un dispositivo público formado por unas 250 personas.

Tras la retirada del buque y el balance de la operación, Javier Losada ha confirmado que la operación de rescate finalizó sin daños medioambientales, una de las prioridades establecidas por Salvamento Marítimo junto a la salvaguarda de las vidas. “Ahora, será la naviera la que decida el futuro del buque, con lo que se pone fin al operativo en el que han participado por mar y tierra medios de Salvamento Marítimo, Marina Mercante, Guardia Civil, Policía Nacional y un largo etcétera”, ha detallado.

“Quiero dar las gracias al alcalde de Ares y a su Ayuntamiento, por la colaboración, y destacar el gran compromiso demostrado por los medios del Ministerio de Fomento”, ha subrayado.

DETALLES DE LA OPERACIÓN

El proceso para lograr desencallar al buque “Blue Star” se prolongó desde la noche del pasado 22 de noviembre, cuando acabó en la costa de Ares. Entonces, durante el fin de semana, se intentó su reflotamiento, pero no fue posible y la naviera asumió la responsabilidad sobre el barco, tal como establece la legislación internacional. “Fue la naviera la que decidió suspender los intentos de reflotamiento para un mejor análisis de la situación del barco. En ese momento el Gobierno estableció como prioridad la protección del entorno y así le exigió a la armadora un plan de extracción del combustible”, ha subrayado Javier Losada.

Se puso en marcha entonces la primera fase del operativo, que consistía en evitar el riesgo medioambiental. Así, el 2 de diciembre terminó la retirada de 110 toneladas de combustible y otras 14 de aceites y otros residuos, con lo que la salvaguarda del entorno quedaba blindada.

“En ese momento se pone en marcha la segunda fase del operativo para intentar reflotar el buque. Se realizan preparativos en el propio quimiquero y con la llegada de dos grandes remolcadores, se retoman los intentos para reflotarlo. Aunque las fechas previstas, según los cálculos, sería entre los días 12 y 15, por las condiciones meteorológicas se adelantó el intento a este lunes día 10”, ha proseguido el delegado del Gobierno.

Llegaron los remolcadores “Boka Pegasus” y “Union Princess”, que en la pleamar de las 14.30 horas del lunes lograron mover el buque unos ocho grados, con sus tanques de lastre vacíos y con aire comprimido inyectado para aumentar su flotabilidad y 150 toneladas retiradas de la embarcación, pues además de las 110 de combustible y 14 de aceite y otros residuos, fueron eliminadas otras 26 de materiales. De madrugada, mantuvieron la tensión y la embarcación siguió virando. Al día siguiente, ayer, martes 12, “la idea para ayer era mantener el tiro tenso y dejar los nuevos intentos para los próximos días, pero con la pleamar se observó que el barco se movía y se comenzó a tirar gradualmente hasta que el barco fue reflotado con éxito”, ha abundado.

“A las 13.37 horas, el ‘Boka Pegasus’ mantiene una tensión de tiro que oscila entre las 100 y las 110 toneladas. Progresivamente se sube la tensión a 125 toneladas y a las 14 horas la tensión ya alcanza las 160 toneladas. A las 14.30 horas la tensión del ‘Boka Pegasus’ sube a 170 toneladas de tiro mientras el ‘Union Princess’ oscila entre las 70 y 80 toneladas de tensión de tiro. Y siguen subiendo. Sumando unas 300 toneladas de tensión de tiro, el Blue Star es reflotado a las 14.36 horas y conducido al puerto exterior de Ferrol, donde es atracado poco antes de las 17 horas”, ha añadido sobre una operación que tuvo éxito gracias al tiro de los remolcadores unido a la retirada de 150 toneladas del barco, la combinación de la pleamar y el mar de fondo durante la jornada.

A continuación, en torno a las 19 horas se realizaron los trabajos de inspección submarina del buque hasta la medianoche. “Y se autoriza el paso por el canal de entrada al puerto interior de Ferrol, que estaba previsto para hoy a las 8.30 horas. Llegó pasadas las 10 horas de hoy”, ha concluido.

El primer balance de daños muestra que la embarcación tiene más afectada su parte de babor que la de estribor. Los tanques de lastre están casi todos dañados, mientras que los de carga permanecen intactos. La hélice también ha resultado perjudicada.

Comentarios
Lo más