Eva Millet esclareció los problemas de la hiperpaternidad a los hijos

Eva Millet esclareció los problemas de la hiperpaternidad a los hijos
Eva Millet esclareció los problemas de la hiperpaternidad a los hijos

La periodista y escritora especializada en educación y crianza alertó de las consecuencias de la sobreprotección en el Centro Dolores Ramos

Más de cien personas se dieron cita esta tarde en el Centro Dolores Ramos – Manuel Peleteiro para asistir a la charla de Eva Millet: ¿Estoy sobreprotegiendo a mi hijo? Hijos sobreprotegidos, adultos paralizados. Esta ponencia, que arrancó a las 16.45 horas y tuvo una duración de hora y media, se enmarca dentro de las II Jornadas de Educación Infantil organizadas por el centro; a la que asisten padres con niños de 0 a 6 años y profesionales del ámbito docente.

“En el siglo XXI el modelo de crianza ha cambiado radicalmente: los hijos se han convertido en el centro absoluto de las familias, con unos padres dispuestos a darles todo para conseguir esa prole perfecta que la sociedad parece demandar”, comenzó diciendo Eva Millet. “Los hiperpadres orbitan alrededor de los niños/as; ejerciendo una crianza basada en estar siempre encima suyo, anticipándose a sus deseos, sobrepotegiéndoles y resolviéndoles sus problemas por sistema. La hiperpaternidad es un cóctel con ingredientes como la estimulación precoz, las agendas repletas, la tolerancia cero a la frustración y los enfrentamientos con quien ose cuestionar las maravillas de la prole”.

Eva Millet alertó a las familias de que la hiperpaternidad, “aunque ejercida con la mejor intención del mundo, se está llevando por delante aspectos clave del desarrollo como son la adquisición de autonomía, capacidad de esfuerzo y el tiempo para jugar” y provoca familias estresadas y ansiosas “que se sienten culpables por no darles todo lo que se supone que hay que darles”.

La periodista dio pistas a los padres de cómo empezar a rebajar esa crianza tan intensa, con espacio para que los hijos jueguen y, ¿por qué no?, se aburran. “Para que prueben, se equivoquen y vuelvan a probar, y adquieran responsabilidades y esa autonomía necesaria. Una crianza en la que se apela por educar también el carácter y se insta a los padres a dejar más a su aire a los hijos y, especialmente, a confiar en ellos”, finalizó Eva Millet.

Antes de cerrar la jornada firmó ejemplares de sus tres libros: Hiperniños ¿Hijos perfectos o hipohijos?; Hiperpaternidad; Niños, adolescentes y ansiedad.

Comentarios