Críticas a dos youtubers por lanzar comida a gente sin recursos desde su coche

Críticas a dos youtubers por lanzar comida a gente sin recursos desde su coche
Críticas a dos youtubers por lanzar comida a gente sin recursos desde su coche

Las influencers lo borraron rápidamente, pues comenzaron a llegar multitud de críticas por la forma en la que convertían su acto 'altruista' en una atracción

La polémica está servida con estas dos youtubers que subieron un vídeo a su canal secundario, El vaso medio lleno, en el que aparecían dando comida a los sintecho. Ellas se hacen llamar Danna y Maribe, son de Valencia y, en su cuenta de casi 75.000 suscriptores, subieron un vídeo titulado ¡24 horas haciendo feliz a los demás!, según informa el diario digital 20minutos.

Las influencers lo borraron rápidamente, pues comenzaron a llegar multitud de críticas por la forma en la que convertían su acto 'altruista' en una atracción. Una tuitera recuperó algunos de los fragmentos del vídeo y declaraciones de ellas criticando el "clasismo" y la "romantización de la pobreza" que hacían.

"Ha decidido meterse en barrios pues así, pobres, conflictivos de Valencia y está abriendo mi ventana, mi ventana, no la suya, y dando así, conforme se va encontrando a gente", explica Danna mientras ambas se ríen.

"¿Queréis un paquete de magdalenas? ¡Allá va! Que tengas buen día, chao", exclama Maribe en una parte del vídeo. El modus operandi es sencillo: se asoman por la ventana y ofrecen comida, comida que arrojan como si fuera "la cabalgata de Reyes", según ellas explican.

A Danna y Maribe les gusta más dar comida de esta manera porque ven el rostro de la persona que se lo dan, y "se les ilumina la cara".

Y, tal y como explicó la tuitera que compartió las imágenes, el barrio que se ve en el vídeo no es otro que el "centro de Valencia". "Lo fácil es coger las bolsas y llevarlas a la casa de la caridad o a Cáritas", explica Maribe al final del vídeo. "Flipas la cantidad de gente que tú vives en tu burbuja y no te enteras, o a veces no nos queremos enterar, la cantidad de gente que realmente lo está pasando mal, que no tiene esas comodidades".

Las redes reaccionaron rápidamente a la polémica llenando su vídeo y sus perfiles en redes de críticas. Por ello, Maribe ha decidido contestar en su Instagram a todos estos comentarios: "Jamás se nos ocurriría reírnos de una persona desfavorecida, o de sus carencias o circunstancias. ¡No somos así!".

"A veces, lo que quieres expresar o comunicar no se percibe como tú lo sientes. Por lo tanto, algo ha fallado en el mensaje y ahí hago autocrítica personal. ¡Pero no en el fondo!", ha argumentado ella ante este "ciberacoso" que están sufriendo.

"Me quedo perpleja del odio que hay en la sociedad y las ganas de humillar, hundir, insultar e incluso desearnos la muerte sin conocernos de nada y por unos titulares manipulados", ha añadido.

La influencer también ha agradecido el apoyo recibido y ha mantenido que seguirán siendo auténticas a las cosas en las que creen, gusten o no. "Por último, pido perdón al que le haya podido ofender algún comentario en el vídeo, pero si esto me ha afectado tanto es porque está hecho desde el corazón", ha concluido en su publicación. "Sigo tremendamente orgullosa del acto de intentar alegrar un poco a las personas más desfavorecidas y, por supuesto, desde la intimidad lo pienso seguir haciendo".

Comentarios