Un conductor ebrio resulta ileso tras salirse de la vía y subir a una rotonda

Un conductor ebrio resulta ileso tras salirse de la vía y subir a una rotonda
Un conductor ebrio resulta ileso tras salirse de la vía y subir a una rotonda

Un conductor de 23 años, que quintuplicaba la tasa de alcohol, ha resultado ileso tras sufrir un accidente en la N-525 a su paso por el término municipal de Xinzo de Limia, en Ourense, al salirse de la calzada el vehículo que conducía y acabar subido a una rotonda, donde llegó a arrancar la señalización vertical.

Miembros del equipo de atestado de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense que se desplazaron hasta el lugar y escucharon cómo el joven decía: "Cuando pasé hacia Xinzo no había rotonda y ahora, al volver, hay una. ¿Quién puso la rotonda?".

El suceso tuvo lugar a las once y media de la noche de ayer en la travesía de Xinzo de Limia, en la zona próxima a los institutos. El conductor, vecino de esta localidad, se salió de la vía por el margen izquierdo y, tras circular sobre la rotonda, arrancó la señalización vertical, resultando el vehículo siniestro total.

Durante la realización de pruebas por alcoholemia, la Guardia Civil comprobó que el conductor quintuplicaba lo máximo permitido, por lo que ha trasladado estos hechos al juzgado de Xinzo.

El conductor podría enfrentarse a penas de tres a seis meses de prisión y multa de seis a doce meses y la retirada del permiso de conductor por tiempo superior a un año y un máximo de cuatro.

Comentarios