Destapado un fraude por usar gasoil B bonificado en camiones

Destapado un fraude por usar gasoil B bonificado en camiones
Destapado un fraude por usar gasoil B bonificado en camiones

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia ha intensificado el control del fraude en el uso del gasoil B

En apenas una semana se han detectado seis casos en diferentes puntos de las carreteras gallegas. Aunque no es una práctica muy extendida, sí es cierto que en aquellas carreteras en donde hay más tráfico de camiones y otros vehículos relacionados con obras y servicios el fraude es más visible.

Se incurre en una competencia desleal con aquellos profesionales que sí cumplen con la ley, bajando los precios y restándoles trabajo. Es por esto que en la mayoría de los casos la denuncia de los propios transportistas es la que lleva a localizar este tipo de fraude, por lo que la colaboración ciudadana es fundamental y su información no cae en saco roto.

Los controles aleatorios suelen ser constantes en las carreteras gallegas

Las patrullas del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia, además de ir equipados para realizar inspección de transportes con báscula móvil, instrumentos para el control de consumo de drogas y alcohol, van dotadas de un equipo de extracción y análisis del gasóleo para detectar este tipo de fraudes. Son las denominadas patrullas integrales. Tras extraer una muestra del combustible, los agentes utilizan un reactivo para comprobar si efectivamente se ha cometido alguna infracción. Si es así, se levanta un acta y se recogen tres muestras en botes que, perfectamente precintados, son remitidos al servicio de aduanas e impuestos especiales de la Agencia Tributaria. Esta es la autoridad sancionadora que abre el expediente y, en virtud del fraude, aplica la sanción. Uno de los botes sirve para hacer el análisis, otro para guardar como prueba y el tercero en caso de que lo requiera el denunciado para recurrir la denuncia.

LOS REINCIDENTES DESISTEN

Las sanciones económicas varían de los 3.600 a los 12.000 euros en función de la potencia fiscal del vehículo y en caso de reincidencia se procede a su precinto y la sanción inicial se duplica.

Cuando las empresas son sorprendidas utilizando el gasóleo B suelen desistir porque han visto que había más control del que pensaban y las consecuencias son graves.

CARECER DE TARJETA DE TRANSPORTE

Una de estas empresas denunciadas por uso fraudulento de gasóleo bonificado, además de la infracción en materia de impuestos especiales, carecía de la correspondiente tarjeta de transporte para ejercer la actividad del transporte. Se formuló denuncia por infracción a la Ley de Ordenación de los Trasportes Terrestres (LOTT) al transportista y al cargador por no verificar que la empresa contratada está al día en las autorizaciones.

Toda persona física o jurídica que contrate un transporte debe saber que se puede comprobar en internet que empresa de transporte cuenta con la Autorización de Transporte en vigor. La comprobación se puede realizar a través del “REGISTRO DE EMPRESAS Y ACTIVIDADES DE TRANSPORTE” del Ministerio de Fomento.

SEMANA DE CAMPAÑA

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, incidirán en la vigilancia y control de aspectos tales como la velocidad a la que circulan, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada. También comprobarán que la documentación del vehículo y del conductor es la correcta, que la conducción no se realiza bajo los efectos de alcohol u otras drogas o que todos los ocupantes del vehículo hacen uso del cinturón de seguridad.

Comentarios