La Fiscalía acusa al ascensorista de la muerte de una paciente en un hospital

La Fiscalía acusa al ascensorista de la muerte de una paciente en un hospital
La Fiscalía acusa al ascensorista de la muerte de una paciente en un hospital

Rocío Cortés murió en un hospital de Sevilla después de dar a luz en 2017. Cuando el celador la estaba sacando del ascensor, este comenzó a funcionar y su cabeza quedó fuera. Ahora, la Fiscalía de Sevilla ha pedido al juez que siga investigando al ascensorista. Según los técnicos, hubo un fallo humano y el “encargado de mantenimiento estaba justo al lado de cuadro de mandos”. La Fiscalía también pide que se archive la acusación contra el empleado del hospital. 

Para el Ministerio Público hay indicios suficientes para acusar de supuesto delito de imprudencia grave con resultado de muerte al empleado de la empresa Orona, encargada entonces del mantenimiento de los ascensores del Hospital de Valme, en Sevilla, según la cadena Ser.

El celador, para quien la Fiscalía pide que se archive la causa, iba a sacar a la mujer, Rocío Cortes, de 25 años y que acababa de dar a luz a su tercer hijo, del ascensor después de quedarse atrapada con ella dentro. Cuando la mujer tenía solo la cabeza fuera el ascensor empezó a subir de forma brusca. La víctima murió en el acto. 

Los informes técnicos sostienen que hubo un fallo humano. "La única explicación posible es” para el fiscal es “la práctica de un puente eléctrico o desbloqueo manual o mecánico que anuló las medidas de seguridad para impedir la puesta en marcha del ascensor con las puertas abiertas". Para hacer esto alguien, sostiene el escrito, debió cortar la tensión y lo hizo sin comprobar si había personas en el ascensor.

Además, sostiene la Fiscalía hay un intervalo de al menos dos minutos entre el aviso de la avería y el accidente mortal y que cuando se produjo el accidente "el encargado de mantenimiento estaba al lado de cuadro de mandos".


La Fiscalía considera que la compañía de seguros debe asumir la responsabilidad civil y de forma subsidiaria ORONA y el Servicio Andaluz de Salud.


Comentarios
Lo más